EUSKERA

 

Las frutas climatéricas son las que pueden seguir madurando una vez recolectadas. Estas frutas, como parte del proceso de maduración, incrementan la producción de etileno, una hormona natural que liberan en forma de gas. El etileno acelera la maduración de una fruta climatérica si la colocamos cerca de otra que ya esté madura.

-Frutas climatéricas: manzana, plátano, pera, ciruela, albaricoque melón, aguacate, higo, kiwi, tomate, chirimoya, sandía, melocotón, caqui…

Las frutas no climatéricas, por el contrario, deben recolectarse cuando estén listas para ser consumidas, ya que si se recogen verdes solamente se pondrán blandas y se pudrirán sin haber madurado. Cuando vayamos a comprarlas tenemos que coger las de mejor aspecto y consumirlas de forma rápida.

-Frutas no climatéricas: naranja, frambuesa, cereza, fresa, uva, limón, pimiento, piña, pepino, arándano, pomelo, calabaza…

Es importante que la fruta madure en la planta, para que tenga todos los nutrientes y un gusto óptimo. Así, en muchos comercios vemos frutas maduras que, probablemente, se arrancaron cuando todavía estaban excesivamente verdes.  Esto se debe a que, antes de la recolecta, se calcula el tiempo del transporte, almacenamiento y distribución. Por esta razón, es recomendable consumir productos locales, más frescos y saludables.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2020. Aviso Legal

(Visited 15 times, 1 visits today)