Nutriscore es el etiquetado nutricional basado en una escala de colores impulsado por el Ministerio de Sanidad para que, sin necesidad de una app, sepamos cómo de saludable es el alimento que tenemos entre manos. Es la pegatina con un semáforo de colores que hace algo más de un año presentó la entonces ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo.

«Expertos y consumidores urgen a que el etiquetado Nutriscore sea obligatorio.»

Se trata de un modelo de etiquetado de los productos, que consiste en un código de colores, con cinco niveles del verde al rojo, para identificar la calidad nutricional de los alimentos y las bebidas. Es útil y, seguramente, necesario. Entonces, ¿por qué Nutriscore sigue sin ser obligatorio en España?

Este etiquetado no es obligatorio para las empresas, sino que sirve, según explicó entonces el departamento de Sanidad, para que complemente al que sí es obligatorio y está regulado a nivel europeo.

Esta etiqueta, menos llamativa, es la que nos indica la cantidad de calorías, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal que lleva un producto por cada 100 gramos o mililitros. A veces contiene demasiada información, lo que reduce su eficacia, y casi siempre con una letra demasiado pequeña.

Una dieta más saludable para reducir la “epidemia” de obesidad

Los españoles tomamos el doble de la cantidad de sal recomendada y no llegamos a consumir ni la mitad de la fibra vegetal aconsejada. De modo que, si el objetivo es conseguir una alimentación más saludable y reducir la “epidemia” de obesidad, tal vez haya que ir más allá de la etiqueta informativa europea, de reducido impacto sobre nuestra decisión de compra.

«Tomamos el doble de sal de la recomendada y no llegamos a la mitad de la fibra vegetal aconsejada.»

Expertos en salud pública y consumidores urgen a que el Nutriscore sea obligatorio de una vez por todas. De hecho, la OCU junto a otras organizaciones en Europa tiene en marcha una campaña para conseguir un millón de firmas que pidan a la Comisión Europea que haga obligatorio este etiquetado.

En una jornada sobre cómo el Nutriscore puede servir de herramienta de salud pública, la corresponsable de esta etiqueta, la médico y nutricionista Pilar Galán, ha defendido que este modelo de etiquetado es el más eficaz por lo que debería ser obligatorio en todos los envases. Galán, cuenta EFE, ha pedido “de forma urgente” una política nutricional de salud pública.

«España no está siendo capaz de acabar con la epidemia de obesidad”

También la vicepresidenta de la Sociedad Científica Española de Dietética y Nutrición (Sedyn), Nancy Babio, ha defendido que los códigos de colores son los más efectivos y los preferidos por los consumidores. En su opinión, el uso de Nutriscore contribuiría a mejorar la alimentación.

El director del Centro Catalán de la Nutrición del Instituto de Estudios Catalanes (Ccniec), Jordi Salas-Salvadó, señala la importancia que tiene para la salud pública el etiquetado nutricional de los productos para conseguir una dieta más saludable. Recuerda que en los últimos años en España no se ha sido capaz “de acabar con la epidemia de la obesidad”.

Salas-Salvadó asegura que el Nutriscore es una “herramienta más” para conseguir una sociedad más sana e influir en la industria para que reformule los productos de forma que estos sean más saludables.

 

Fuente:  diario «20 minutos»

https://www.20minutos.es/noticia

(Visited 7 times, 1 visits today)