EUSKERA

 

En la epopeya “El Señor de los Anillos” son protagonistas los hobbits, pequeños amantes de sus tierras y tradiciones que tienen una auténtica pasión por las setas.

En el País Vasco se comparte esa pasión, son miles y miles las personas que se echan al monte en estas semanas a la búsqueda de un tesoro gastronómico: los hongos, una especie con cientos de variantes de las que algunas no son comestibles y otras están en peligro de extinción.

Así que siempre, siempre que se salga al bosque a por hongos, hay que manejarse con prudencia y responsabilidad y hay que cumplir con una importante tradición: emplear para su recogida cestos de mimbre o bolsas de malla que permitan la caída de las esporas.

El boletus edulis (edulis significa comestible) es quizá el más popular y codiciado de los hongos que pueden encontrarse en el País Vasco, disputándose el trono con los níscalos. Su carne es tierna y blanca, sale un par de semanas después de las lluvias y en casos extremos puede alcanzar un  peso de varios kilogramos. No es lo habitual ni lo que buscan sus apasionados recolectores.

Dependiente del ciclo lluvia y después sol, y muy perjudicado si hay fuertes vientos, el boletus alcanza en buenas condiciones un tamaño en su sombrero y pie de entre 7 y 20 centímetros de diámetro. La temperatura también es importante, no debe ser extrema, y la altitud ideal está entre los 500 y los 1300 metros sobre el nivel del mar. Todos estos condicionantes explican por qué algunas temporadas se consiguen menos ejemplares, mientras que otras hay abundancia. Los conocedores dicen que el mejor bosque para encontrarlos es el hayedo, pero se da en pinares, robledales y castañares, e incluso en zonas de helecho.

La gran extensión del boletus por medio mundo (es el célebre funghi porcini italiano, entre otros nombres y lugares) hace que existan centenares de recetas para su preparación. En el País Vasco se comen salteados, con ajo troceado, perejil, sal y aceite de oliva; con jamón ibérico, por ejemplo en forma de risotto; en revuelto -quizá la preparación más popular-; en croqueta; a la plancha con huevo poché.

Todas ellas son bastante sencillas para hacer en casa y completamente recomendables en manos de profesionales de garantía.

 

© Zainduzaitez, Bilbao 2021. Aviso Legal

(Visited 23 times, 1 visits today)