En los últimos años se ha generado una creciente demanda de productos que, además de haber sido elaborados bajo criterios éticos y de desarrollo sostenible, garanticen que las condiciones en las que viven los animales de granja sean óptimas para una vida sin sufrimiento ni estrés, teniendo en cuenta aspectos fundamentales del bienestar animal como la alimentación, el alojamiento y la salud física y emocional.

«El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) en colaboración con el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER) crearon su primer sello de bienestar animal.»

En esta línea, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) en colaboración con el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER) crearon su primer sello de bienestar animal, Welfair, una certificación que aplica los protocolos europeos Welfare Quality y AWIN (Animal Welfare Indicators), desarrollados tras más de quince años de investigación en bienestar animal, para evaluar y controlar la calidad del bienestar animal en granjas y mataderos, de forma exhaustiva, en las especies bovina, gallinas y pollos, porcina, ovina, pavos y conejos criados para la alimentación.

«Este sello permite optar por una compra bajo unos criterios más éticos que garantizan el bienestar animal según establecen los estándares científicos europeos.»

Un sello que ya está disponible en productos de origen animal ofrecidos por más de cuatro mil supermercados, hipermercados y cash&carry de toda España —Lidl, Bonpreu, Esclat, Eroski, Aldi, Carrefour, Consum, Veritas, BonArea, Makro, Caprabo, Mercadona, Alcampo, GM y Froiz— de modo que los consumidores pueden contar con la garantía de un indicador avalado científicamente que les permita optar, entre una amplia oferta de alimentos, por una compra bajo unos criterios más éticos que garantizan el bienestar animal según establecen los estándares científicos europeos, frente a productos no certificados.

Garantizando el bienestar animal

Porque el sello avala que los animales han vivido y han sido sacrificados cuidando de su bienestar, gracias a una monitorización que se lleva a cabo mediante los indicadores validados y consensuados por investigadores de los proyectos europeos Welfare Quality y AWIN (Animal Welfare Indicators). Esto implica que, para cada especie, se evalúan los cuatro principios básicos en los que se fundamenta el bienestar animal:

  • Buena alimentación
  • Buen alojamiento
  • Buen estado de salud
  • Un comportamiento propio de la naturaleza de cada especie, incluyendo un correcto estado emocional.  

Las categorías de alimentos en las que actualmente se puede encontrar el sello Welfair se extienden a productos cárnicos procedentes de las especies bovina, ovina, porcina, conejos, pavos, gallinas y pollos; huevos y productos lácteos como leche, batidos y yogures, aunque próximamente se prevé incorporar carnes procedentes de caprinos y codornices.

Fuente: Diario de Gastronomía

http://diariodegastronomia.com

(Visited 3 times, 1 visits today)