Aproximadamente el 40% del total de las comidas que hacemos diariamente se realizan en el entorno laboral, por eso es importante hacerlo de la forma más saludable posible.

Recomendaciones para comer más sano en el trabajo:

-Escoger de postre, siempre que sea posible, fruta fresca.

Es aconsejable que, al menos tres o cuatro de los cinco días laborables en los que habitualmente comamos en el trabajo, tomemos una pieza de fruta para terminar el almuerzo.Aunque los postres dulces siempre son bienvenidos, deberían ser ocasionales.

-Que nuestra bebida sea el agua

El agua es la bebida por excelencia y lo más saludable que podemos escoger para acompañar las comidas. No se recomienda el consumo de alcohol en horario laboral ni refrescos o bebidas azucaradas, ya que no nos aportan ningún nutriente interesante y solo añaden azúcar y calorías a nuestra dieta.

-Variar los primeros platos a lo largo de la semana

Siempre que sea posible, hemos de intentar variar los primeros platos tomando, por ejemplo, pasta y arroz un día a la semana y legumbres y verduras uno o dos días.

-Alternar los segundos platos

Lo ideal es alternar carnes y pescados, junto con otro tipo de platos (huevos, platos mixtos…) y complementar lo que hemos tomado en la comida del mediodía con la cena.

-Escoger guarniciones vegetales

Siempre que sea posible escoger el acompañamiento del segundo plato, priorizando las guarniciones vegetales (crudas o cocidas) frente a otras más calóricas. (fritos, mayonesas o salsas…).

-Optar por formas de cocinado suaves

Los horneados, cocidos, asados, guisados… son opciones muy saludables, a las que hemos de dar preferencia frente a fritos y rebozados, que pueden formar parte de una alimentación saludable siempre que no se abuse de ellos.

¡¡Buen provecho!!

 

Laura González

Dietista de Gastronomía Baska

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  

© Zainduzaitez, Bilbao 2014. Aviso Legal