Las tradiciones religiosas relacionadas con la comida se traducen en qué alimentos se pueden o no comer y cuándo; cómo se deben preparar; y si hay o no periodos de ayuno. Son unos criterios más o menos flexibles dependiendo de la zona geográfica en la que se viva o del grupo étnico, social o cultural al que se pertenezca.
Laura González, nutricionista y responsable de salud de Nestlé, conversa con Henar Fernández en “El Bisturí” y relaciona la religión con la alimentación.

Cristianismo

En el catolicismo no hay alimentos prohibidos, pero existe un principio general: comer en exceso está considerado un pecado capital  que se llama gula. No contempla ningún periodo de ayuno pero predica la abstinencia de comer carne en Cuaresma. Esta práctica ahora se ha limitado a los viernes de Cuaresma.
En el domingo de Resurrección es típico comer cordero, símbolo de pureza; y huevos, símbolo de resurrección.

Islam

Promueve el ayuno durante el Ramadán, que se asocia a un periodo de penitencia, disciplina personal, purificación e identidad colectiva. En este tiempo, no se puede comer ni beber mientras sea de día.
Se rompe el ayuno con agua y dátiles, antesala de la sopa típica a base de legumbres y cereales. De este ayuno se exime a las personas enfermas, niños y ancianos. Prohíbe la sangre de los animales, también las bebidas alcohólicas y las carnes de cerdo, aves rapaces, jabalí y reptiles.

Judaísmo

Las limitaciones alimentarias del judaísmo tienen similitud con las del islam, con algunas particularidades. El dogma alimentario clave es que los animales que se consumen deben ser puros y preparados según el rito: tiene que haber un matarife especializado  y se hace en presencia de un rabino. El desangrado del animal se hace por completo y se asegura que sea total gracias al lavado y secado de la carne.
Se prohíbe la carne de animales de cuatro patas que no sean rumiantes y con pezuña partida.

Budismo

Los budistas se abstienen de comer carne o causar daño a los animales porque su consumo dificulta su camino al nirvana o el estado de comunión con el universo. Ellos creen en la reencarnación. Se practica el vegetarianismo, donde soja, arroz, frutas y hortalizas son los alimentos principales.
Aunque su alimentación es predominantemente vegetariana, el pescado no está prohibido totalmente. Hay algunos días de ayuno o abstinencia a lo largo del año.

Hinduismo

Hay algunas similitudes con el budismo, pero también algunas diferencias. Así como en el budismo el dogma alimentario orienta hacia el vegetarianismo, consumen pescados y lácteos. En el hinduismo no se promueve el consumo de carne ya que va en contra del principio de no hacer daño a los animales y porque creen en la reencarnación.
La vaca es un animal sagrado, posiblemente por los servicios que presta en la agricultura, es decir, la producción de leche, la fertilidad de las tierras, y combustible en los hogares. No se consume sangre ni huevos porque son el origen de la vida.
 
Ángela Arrizabalaga, Henar Fernández
Fuente: Agencia EFE
 
https://www.efesalud.com

(Visited 3 times, 1 visits today)