EUSKERA

 

La manzana forma parte tradicionalmente de nuestra cultura, paisaje y gastronomía. Por su sabor se dividen en amargas, sosas, dulces y ácidas. Dentro de las que se destinan al consumo de mesa destaca la “Errezila o Reineta del País Vasco”.
Otras variedades son: txalaka, moko, geza mina, Goikoetxea, Urtebi handia, Mozoloa, Urtebi txikia y urdin sagarra.

Se cultiva en climas templados y húmedos, en terrenos profundos, sueltos y frescos, llegando a alcanzar el árbol los cuatro o cinco metros de altura. Se cosechan después del verano, sobre todo en el mes de Octubre. Las que se utilizan para consumo se recogen a mano para evitar golpearlas. El resto se abaten con una vara y se destinan a la fabricación de sidra. Esta bebida es la resultante de la fermentación alcohólica de la manzana fresca o de su mosto, siguiendo los métodos tradicionales, sin gas ni azúcares añadidos.

Aunque su cultivo estuvo muy extendido en el País Vasco desde la Edad Media, se redujo drásticamente en los años 60. Se recuperó de nuevo en los 90, tanto en Gipuzkoa, que cuenta con la mayor producción, como en Bizkaia.

Gastronomía

Sus principales usos son para mesa o postre, llamada también de cuchillo, o para fabricar sidra, la mayor parte. La manzana sidrera, generalmente, tiene menos azúcar y más almidón que la manzana de postre.Desde siempre, ha formado parte de la repostería tradicional del País Vasco: manzanas asadas, compotas, tartas, dulce de manzana, mermeladas…

Beneficios

La manzana tiene propiedades antioxidantes y su consumo está recomendado para la prevención del riesgo cardiovascular y enfermedades degenerativas. Además, hidrata nuestro cuerpo por su alto contenido en agua, es diurética y no aporta cantidades significativas de calorías o azúcares.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal