Con el objetivo de promocionar el ajo rojo, producto característico de la localidad navarra de Falces, en la merindad de Olite, se celebra el próximo día 31 de julio el V día del Ajo en la plaza de los Fueros de la localidad.

En Falces su origen se remonta al siglo XVII, cuando sus habitantes optaron por introducir el cultivo del ajo, que, al ser un producto nuevo, no estabas sujeto al pago de diezmos o impuestos.

En esta celebración, además de la venta de ajos y productos de artesanía, el público asistente podrá degustar la famosa sopa de ajo y en los bares de la localidad los “ajo-pinchos”. También podrán presenciar como se realiza el horqueado o trenzado de ajos. Pasacalles, parque infantil y teatro podrán la nota festiva a este Día del Ajo en Falces.

Esta variedad de ajo rojo se siembra en diciembre manualmente, diente por diente, y se recolecta en julio. El tamaño del bulbo es mediano o grande con túnicas rosadas o morado intenso.

Se agrupan en manojos manualmente. Se les quita la tierra y se dejan secar al sol 3-4 días. Posteriormente, se realiza el majado, golpear el tallo del ajo con una maza para facilitar su horqueado o trenzado. Una vez terminado este proceso, se dejan secar las horcas al sol para conseguir una mejor conservación.

Es conveniente guardar la ristra de ajos colgada en un lugar fresco, seco, ventilado y protegido de la luz. Dependiendo de su edad y variedad, un bulbo de ajos se mantendrá fresco entre dos semanas y dos meses. Una vez se rompe la cabeza de ajo, su vida útil se reduce a unos pocos días.

El ajo es una verdura que mejora el sistema inmunológico del organismo, además de ser es un perfecto anticoagulante, antiséptico y vasodilatador. Comer un diente de ajo crudo al día mejora la salud del corazón.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal