El rape es un pescado blanco y, por lo tanto, un pescado magro con una bajísima cantidad de grasa. 100 gramos de rape, hecho al vapor o a la plancha, contiene apenas 85 calorías. Esta baja cantidad de grasa y de calorías lo hace un pescado ideal para incluir en dietas en las que se quiera controlar la cantidad de grasas. Aunque hay que pensar en la forma en como se cocina si se quiere seguir disfrutando de un plato ligero y digestivo.

Pero ser un pescado ideal para la dieta no lo hace menos nutritivo. Aunque no destaca de forma especial en ninguna vitaminas o mineral, aun así contiene cantidades interesantes de fósforo, potasio y magnesio.

“Las proteínas del rape, como todas las de origen animal, son de elevado valor biológico y presente en cantidades suficientes, ya que 100g de rape contienen 15g de este macronutriente. Más que en la misma cantidad de clara de huevo.” Así lo afirma la nutricionista Glòria Tamayo.

“El rape contiene poco más de 2 gramos de grasa por ración y además su contenido en proteínas es superior a la del huevo.”

De su contenido en vitaminas Gloria destaca las del grupo B, concretamente B1, B3 y B9. La vitamina B1 es beneficiosa para la actividad mental, ayuda en el crecimiento y en el sistema nervioso. La B3 es esencial para la producción de energía, la función cerebral y la piel. La B9, o más conocida como ácido fólico, es imprescindible para mujeres que estén pensado en quedarse embarazadas ya que ayuda a prevenir defectos en la placenta, y defectos en el cerebro y la columna vertebral del feto.

Por su valor nutricional el rape es un pescado ideal para cualquier persona, pero en especial para las embarazadas y también para los niños. El hecho de que no tenga espinas es un valor añadido para los más pequeños de la casa.

¿Cómo lo cocinamos?

Este delicioso y cotizado pescado está ahora en su mejor momento para consumirlo. Aunque podemos encontrarlo todo el año, fundamentalmente abril y mayo son los dos mejores meses de temporada de rape.

El rape es un pescado fino y con una textura un poco gomosa que permite comerlo con facilidad. Puede prepararse a la plancha, asado al horno y al vapor. Sus posibilidades culinarias son tan amplias como deliciosas y son pocos los alimentos que no encajan con el sabor del rape, por lo que se puede acompañar de cualquier guarnición.

Las colas de rape son tal vez la parte del pez de mayor calidad. Una receta típica es cocinarlas en un delicioso suquet, o un tradicional rape a la salsa verde.

Algunas sugerencias con las que se puede sorprender a los comensales son elaborar el rape con piquillos y vainilla.

Pero las recetas que incluyen al rape en su elaboración van mucho más allá. Ahora que llega el buen tiempo se puede usar este pescado como ingrediente de una ensalada, o de plato de legumbre, como una ensalada templada de rape con lentejas y naranja. Un pescado versátil, con una lista de recetas infinitas y sobre todo muy rico para el paladar y para la salud.

Neus Palou

 

Fuente: diario La Vanguardia

Fotografía: diario La Vanguardia

http://www.lavanguardia.com/vivo/ecologia/20160422/401284462945/rape-dieta-calorias-nutricion-pescado-recetas.html