EUSKERA

 

El olivo es un cultivo tradicional en Rioja Alavesa, junto a la vid y el cereal, introducido por los romanos. De hecho, la mayoría de los pueblos de esta comarca poseían trujales, prensa donde se exprimían las aceitunas para la elaboración del aceite. Los olivos centenarios que se pueden encontrar y las fiestas relacionadas con el aceite nos hablan de esta estrecha relación.
Sin embargo, a mediados del siglo XX se consideró un cultivo de baja rentabilidad y se fue abandonando progresivamente, convirtiéndose en marginal y prácticamente dedicado al autoconsumo.
Afortunadamente, gracias a sus gentes, que han sido guardianes de este cultivo, se ha llevado a cabo un trabajo de recuperación en los últimos años.

“Las cualidades sensoriales hacen del aceite de La Rioja un alimento idóneo para el aderezo y aliño de numerosos platos y ensaladas.”

El clima peculiar, mezcla entre el continental más extremo y el suave mediterráneo, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, es idóneo para la variedad de olivo Arróniz, que sólo se da en esta comarca y en Navarra.
Con una floración tardía, la maduración de la aceituna es corta, siendo posible su recolección antes de la llegada del duro invierno. Se recoge del árbol en su punto óptimo de maduración para que conserve sus propiedades nutritivas y aromáticas.

Características

La oliva variedad Arróniz tiene un tamaño medio y una forma ovoide con un color verde-rojo que pasa a negro cuando madura. El alto contenido de polifenoles da como resultado unos aceites con un intenso aroma a aceitunas verdes y notas vegetales. En la boca es ligero, aunque con un agradable picor. Sus cualidades sensoriales hacen del aceite de La Rioja un alimento idóneo para el aderezo y aliño de numerosos platos y ensaladas. Confiere una gran personalidad a recetas de verduras en crudo, pescados y carnes cocinados bajo diferentes prácticas.

Beneficios

Como buen aceite de oliva virgen extra, el aceite riojano con Denominación de Origen es rico en Vitamina E, polifenoles y carotenoides. Sus compuestos naturales favorecen un mejor funcionamiento y conservación del organismo. Conocidos son los beneficios cardiosaludables y antioxidantes.
Con unos altos niveles de ácido oleico, su consumo produce un efecto beneficioso para la salud. Los nutricionistas lo recomiendan como uno de los pilares de la alimentación por su aporte de ácidos grasos monoinsaturados y sus propiedades antioxidantes.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal