Este martes podíamos ver en el telediario de algunas cadenas de televisión una noticia sobre un estudio que remarca la importancia de medir la circunferencia de la cintura en niños y adolescentes para así detectar mejor el riesgo de arteriosclerosis y diabetes tipo II en esta población.

Conceptos previos

  • Método actual para valorar la obesidad infantil: se calcula el índice de masa corporal (IMC). El valor obtenido se compara en unas gráficas estandarizadas1, según edad y sexo, y se determina dentro de que intervalo (percentil) se encuentra. Se considera normal un percentil comprendido entre el P25 y el P75.
  • Obesidad abdominal: acumulación de masa adiposa (grasa) a nivel abdominal. Está ligada a complicaciones metabólicas como diabetes tipo II, arteriosclerosis, hiperuricemias o hiperlipidemias.
  • Cociente cintura-estatura (RCE): se denomina ratio cintura/altura y cuando su valor es igual o superior a 0,5 se estima que existe obesidad abdominal. Es independiente de la edad y el sexo. Tiene un valor predictivo para detectar el riesgo cardiometabólico2. Actualmente se utiliza en adultos.

El estudio3

Se trata del primer estudio en España sobre obesidad abdominal en niños y adolescentes y está liderado por investigadores del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas) del Hospital del Mar (Barcelona).

Son ya muchos los estudios que desde hace años muestran una tendencia al aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil. Pero no sólo eso, se ha observado que el tipo de obesidad que va en aumento es la obesidad abdominal y no tanto la general. O lo que es lo mismo, cada vez hay más niños y adolescentes que se clasifican dentro del intervalo de peso normal o sobrepeso pero que tienen obesidad debido a su adiposidad abdominal. Además, se ha observado que los niños con peso normal o sobrepeso pero con obesidad abdominal tienen más problemas cardiometabólicos que los niños con sobrepeso y sin exceso de grasa abdominal4.

Diseño

Los investigadores analizaron los datos del estudio enKid5. Las cifras sobre la prevalencia de obesidad en niños y adolescentes a nivel nacional eran inexistentes y durante 3 años (1998–2000) se determinaron en este estudio. Para ello, evaluaron el estado nutricional y los hábitos alimentarios de una muestra de niños y adolescentes. El resultado fue que, ya casi hace 14 años, se mostraba un incremento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil.

Objetivo

Determinar la prevalencia de la obesidad abdominal midiendo la circunferencia de la cintura (CC) y el cociente cintura estatura (RCE) en niños y adolescentes españoles. Se realizó tanto en individuos normales, con sobrepeso y obesos.

Resultados

Un 21,3 % de niños de 6 a 11 años y un 14,3 % de adolescentes de 12 a 17 años tenían obesidad abdominal. Del total de niños españoles con peso considerado normal un 7,5 % presentaron obesidad abdominal y del grupo de niños con sobrepeso la presentaron un 49,2 %. En el caso de los adolescentes con obesidad abdominal, un 1,8 % tenían peso normal y un 44,1% tenían sobrepeso.

Conclusión

La alta proporción de obesidad abdominal observada en pacientes jóvenes que tienen un peso normal o sobrepeso indica la necesidad de incluir mediciones de la circunferencia de la cintura en la práctica clínica habitual ya que, sin este método todos ellos no habrían sido identificados.

Mis conclusiones

Este estudio no sólo refuerza la idea de que en España la prevalencia de la obesidad infantil va en aumento sino que demuestra que además la obesidad abdominal se hace más evidente en esta población. Es cierto, que los datos del estudio son limitados y no podemos saber con exactitud la magnitud del problema pero creo que abre la puerta a futuros estudios. En el caso de que para la determinación de la obesidad infantil fuera necesario el valor de la circunferencia de la cintura, se deberían de establecer puntos de corte validos internacionalmente. No podemos seguir utilizando las gráficas actuales si estas descartan a niños y adolescentes con un peso normal o sobrepeso pero con obesidad abdominal.

Es fundamental la prevención de la obesidad infantil pero también la rápida intervención en niños y adolescentes obesos. Conocemos las complicaciones de la obesidad abdominal en el adulto y sabemos que supone un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular y la mortalidad prematura. Por eso creo que es importante que se actúe no sólo a nivel epidemiológico sino también a nivel clínico. Más estudios que aclaren la utilidad de la medición de la circunferencia de la cintura como método para determinar la obesidad infantil y más personal cualificado en los centros sanitarios para valorar al niño y actuar a nivel de educación alimentaria.

Dentro de nuestra formación, los dietistas-nutricionistas aprendemos a utilizar la medición de la circunferencia de la cintura y la determinación de diversos pliegues cutáneos para valorar el estado de salud del individuo. Por lo que a nivel práctico el dietista-nutricionista ya hace uso de estos métodos. Otra razón más por la que creo que es necesario que formemos parte de la sanidad pública española para que, junto con otros profesionales sanitarios demos una mejor respuesta a las necesidades de la población y frenemos problemas de salud pública como la obesidad.

http://www.dietistasnutricionistas.es/un-nuevo-metodo-para-detectar-en-ninos-y-adolescentes-el-riesgo-de-complicaciones-por-obesidad/