Los trastornos alimenticios son usualmente considerados como enfermedades de adolescentes, ya que es más frecuente la aparición de éstos en la pubertad o adolescencia. Sin embargo, hoy en día sabemos que estos trastornos pueden presentarse también en personas de todas las edades, de cualquier género y estatus social.

Creemos que es prácticamente imposible ver a un adulto mayor con anorexia o bulimia, pero la verdad es que estos casos sí ocurren y es importante conocerlos para poder ponerles un alto.

Trastornos alimenticios

Un trastorno de alimentación es una condición grave y peligrosa para la salud de una persona que se caracteriza por una mala alimenta asociada con una preocupación excesiva por el peso y la figura corporal.

Los trastornos de alimentación más comunes son los siguientes:

•  Anorexia: se caracteriza por un miedo inmenso a subir de peso, incluso estando en un bajo peso, y el constante seguimiento de dietas extremas que afectan gravemente la salud de la persona.

•  Bulimia: usualmente ocurren episodios de atracones de comida en un corto espacio de tiempo, seguidos de conductas compensatorias de culpa como ejercicio en exceso, vómito provocado y uso excesivo de laxantes.

Sin embargo, éstos no son los únicos trastornos alimenticios que existen.

Trastornos alimenticios en adultos mayores

El grave problema de los trastornos de alimentación en adultos mayores es que se desconoce que también a su edad pueden ocurrir, entonces muchos familiares relacionan los síntomas de pérdida de peso y vómito, por ejemplo, como síntomas normales del envejecimiento en lugar de relacionarlos con un trastorno mental.

Además de que los trastornos alimenticios pueden surgir en edades avanzadas, lo que también puede ocurrir es que muchas de estas personas hayan sufrido trastornos alimenticios en su juventud y estén teniendo recaídas.

Tratamiento a seguir

La edad juega un papel importante en cómo las personas lidian con la enfermedad, tanto física como mentalmente, y esto es precisamente lo que sucede cuando se trata de trastornos de la alimentación. Los trastornos alimenticios pueden llevar a otros problemas de salud graves y conforme la edad aumenta, también los riesgos a la salud.

Una de las principales preocupaciones sobre los trastornos alimenticios es que tienen efectos devastadores en casi todos los sistemas del cuerpo. En la vejez, estos sistemas son menos resistentes sólo por el proceso de envejecimiento, por lo que los trastornos de alimentación pueden erosionarlos más grave y rápidamente.

Ana Landín

 

Fuente: esmas.com Salud

http://www2.esmas.com/salud/nutricion/824871/trastornos-alimentacion-adultos-mayores/