El tomate es uno de los principales protagonistas de nuestra huerta y por extensión de nuestras ensaladas. Sin embargo, no por ello está libre de mitos y creencias populares, muchas veces sin ningún fundamento.

 

El tomate engorda mucho

FALSO

El tomate, lo mismo que sus hermanas las hortalizas, verduras y frutas apenas aporta calorías. (Unas 20 calorías por 100 g) por lo cual es un alimento muy poco calórico.

Además nos aporta fibra, vitaminas y minerales por lo que, al igual que otros productos vegetales, nos ayudará a llevar una dieta más sana si hacemos que forme parte de nuestra alimentación habitual.

 

El tomate es malo para la gota

FALSO

El ácido úrico es un producto resultante del metabolismo de determinadas sustancias de nuestro organismo. La elevación del ácido úrico en sangre por encima de los valores normales puede dar lugar a la gota (acumulación de cristales de ácido úrico) en diferentes partes del cuerpo.

Los alimentos no contienen ácido úrico como tal (el ácido úrico es una sustancia de degradación del metabolismo nitrogenado), pero sí contienen purinas, que en nuestro cuerpo se transforman en ácido úrico.

Por tanto, durante un ataque gotoso, o para disminuir la tasa de ácido úrico en sangre hemos de controlar la cantidad de purinas de la dieta.

Las purinas aparecen en general en alimentos ricos en proteínas y por tanto, de origen animal, como carnes rojas, caza, mariscos, vísceras, extractos de carne y algunos alimentos de origen vegetal como las lentejas o los guisantes.

También se deben evitar los alimentos ricos en unas sustancias denominadas xantinas (principalmente el té, café y bebidas con cafeína, chocolate, cacao…) así como el alcohol, ya que favorece la formación de cristales de urato y dificulta su eliminación.

El tomate no es rico ni en purinas ni en xantinas, por lo que no está desaconsejado en la dieta para la hiperuricemia (ácido úrico elevado), y de hecho, como hemos mencionado anteriormente, al igual que otros alimentos vegetales, se aconseja su consumo habitual en la dieta.

 

En algunas dietas está contraindicado el tomate

VERDADERO

Por su bajo aporte calórico, su contenido en agua, fibra y vitaminas, el tomate, como el resto de hortalizas, frutas y verduras deberían formar parte de nuestra dieta habitual (Lo ideal sería consumir unas 5 raciones de frutas y verduras al día).

Sin embargo, en algunos problemas puntuales, como dietas de protección gástrica, acidez, gastritis… no están recomendado el tomate ni otras frutas y verduras crudas, flatulentas o ácidas.

 

Laura González

Dietista de Gastronomía Baska

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  

© Zainduzaitez, Bilbao 2014. Aviso Legal