La alubia de Tolosa es una leguminosa que se cultiva con métodos ancestrales y respetuosos con el medio ambiente. De ciclo anual, se produce en pequeñas parcelas por toda la provincia guipuzcoana, destacando las comarcas de Tolosa y el Goierri. Se siembra a mediados de mayo, una vez pasado el riesgo de heladas, y se recolecta en otoño, hasta mediados de octubre.

El aspecto de esta alubia se caracteriza por un color morado oscuro, casi negro, y una forma ovalada. Destaca por la finura de su piel y su mantecosidad.

Aunque no es práctica habitual, si se prefiere se pueden dejar a remojo la víspera. Con un excelente sabor, estas alubias se hacen a fuego lento, para que vaya engordando el caldo. No requieren mucho tiempo de cocción y, tradicionalmente, se acompañan de morcilla de verdura, carne de cerdo, berza y guindillas de Ibarra.

“La alubia de Tolosa es un producto de gran tradición, cultivada en los huertos de los caseríos desde hace más de 300 años.”

Su denominación como alubia de Tolosa (Tolosako Babarrunak) no viene porque se produzca de forma exclusiva en esta localidad sino porque se comercializaba en el mercado semanal de este municipio, nudo de comunicaciones de la zona.

Tradicionalmente ha tenido esta alubia una gran importancia en la dieta alimenticia diaria, por su gran aporte de proteína vegetal. De hecho, en los caseríos constituía parte fundamental del menú diario y era la legumbre básica del “cocido vasco” desde comienzos del siglo XIX, cuando desplazó a las habas.

Hasta mediados del siglo XX fue un plato presente en la mayoría de los hogares. Sin embargo, posteriormente, descendió su consumo de forma importante por los cambios en las costumbres alimenticias con nuevos productos, el mayor nivel económico y el desarrollo industrial que despobló el campo.

En los últimos años, y debido a su alta calidad nutricional, su consumo ha ido remontado progresivamente.

Beneficios nutricionales

Es uno de los alimentos de origen vegetal más ricos en proteínas, con una gran cantidad de hidratos de carbono y mucha fibra. Es, en definitiva un alimento energético con pocas grasas. También hay que destacar los minerales que contiene y las vitaminas, especialmente del grupo B.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal