Desde hace 25 años, las fiestas patronales de la Virgen del Carmen, en la localidad vizcaína de Santurtzi, arrancan con una gran sardinada popular.

El día de inicio de las fiestas, el próximo viernes 10 de julio, los hosteleros locales asarán 1.000 kilos de sardinas sobre pailas de carbón caliente para todos los vecinos y visitantes, sirviéndose recién hechas entre pan y pan, a la manera tradicional.

Embarcaciones dedicadas a la pesca de bajura, traineras, se especializaron hasta principios del siglo XX sobre todo en la captura de la sardina, aunque también se pescaba la anchoa, el besugo, el chicharro y el verdel.

La comercialización de las sardinas que entraban en este tradicional puerto pesquero corría a cargo de las mujeres, las populares sardineras, que con la cesta repleta y con un característico atuendo recorrían descalzas pregonando las excelencias de su pescado por las calles de numerosas localidades de Bizkaia (el famoso “desde Santurce a Bilbao”). En la cabeza se colocaban el cesto con las sardinas bien mezcladas con sal gorda.

Es ahora, en julio, uno de los mejores meses para su consumo porque aumenta la temperatura de las aguas superficiales, el plancton se hace más abundante y la voracidad de este pesado hace que acumulen grasa y mejore sus sabor. Su carne se vuelve más suculenta, con un sabor profundo y un olor muy penetrante.

Deben consumirse fresquísimas ya que se estropea fácilmente una vez capturado.

La sardina contiene un 20 por 100 de proteínas de excelente digestibilidad, iodo, magnesio, vitaminas del grupo B, A y C, unas 150 calorías por cada100 gramos de alimento y el valor de la grasa varía en función de la época del año llegando al 25%.

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2014-2015. Aviso Legal