Cepillarse los dientes a diario y usar hilo dental son factores clave para mantener una sonrisa saludable; pero, lo cierto, es que la nutrición también tiene un papel fundamental sobre la salud dental.

Por ello, es necesario comer una variedad de comida rica en nutrientes pertenecientes a todos los grupos de alimentos, pues llevar una dieta equilibrada con frutas, verduras, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa y granos enteros proporciona los nutrientes esenciales para una salud oral óptima.

Por ejemplo, los alimentos ricos en calcio, como la leche descremada o baja en grasa, el yogur y el queso; las bebidas de soya fortificadas, el salmón, las almendras y las verduras de hojas verdes promueven tener unos dientes fuertes.

Asimismo, el fósforo, que se puede encontrar en los huevos, el pescado y la carne magra también son básicos para mantener la salud dental.

Por su parte, la vitamina C fomenta la salud de las encías, por lo que consumir cítricos, tomates, pimientos, brócoli y espinacas te ayudarán con esta parte de tu boca.

Además de este tipo de productos, es importante que resistas la urgencia de comer con frecuencia entre comidas. Evita las golosinas azucaradas y elige frutas o verduras, como una manzana o palomitas de maíz.

No olvides lavarte los dientes después de consumir algún bocadillo y, si no puedes hacerlo, al menos enjuaga tu boca.

Academy of Nutrition and Dietetics

http://www.clikisalud.net/nutricion-para-tus-dientes/