La exposición ‘Nutrición. Impulso vital’ se despidió del Parque de las Ciencias a principios de 2015 y ahora se traslada al Museu Blau de Ciencias Naturales de Barcelona, donde podrá visitarse desde el 3 de junio. Más de 520.000 personas pasaron por la muestra en los 19 meses que estuvo instalada en Granada. Cómo comemos, qué alimentos debemos consumir y en qué proporción, cuáles son los hábitos saludables que debemos seguir o cómo influye un medio ambiente sostenible en la mejora de la calidad de vida son algunas de las preguntas que el público puede resolver durante su visita a la exposición.

En la adaptación a Barcelona, el Museu Blau ha contado con la colaboración del Campus de la Alimentación Torribera de la Universidad de Barcelona para incorporar la gastronomía como otro eje temático que permite presentar la riqueza cultural y económica de Cataluña. Además se va a diseñar un amplio programa de actividades que abarca ferias gastronómicas, charlas, catas, showcookings o talleres donde se podrá aprender desde cúales son las diferentes piezas de un animal hasta las características de la nutrición deportiva.

“La nutrición es una cuestión de equilibrio”. Este es el lema de una exposición que nos invita a reflexionar sobre nuestros hábitos alimentarios y de salud de una forma interactiva y lúdica

A través de interactivos, modelos 3D, escenografías, piezas de patrimonio, audiovisuales y talleres, la muestra transmite un compromiso integral con la salud, que incluye por primera vez en la pirámide nutricional la importancia de un medio ambiente sostenible para una buena calidad de vida, según explica el Parque de las Ciencias en una nota.

“Nutrición impulso vital” es una producción de la Fundación Iberoamericana de Nutrición y el Parque de las Ciencias que trata de integrar la nutrición en el desafío global por la salud y la calidad de vida y convertirse en una plataforma de implicación ciudadana y de divulgación masiva para el fomento de hábitos de vida saludable.

Para ello, se proponen experiencias a los visitantes que les ayuden a comprender qué hábitos deben seguir para tener una vida saludable. ‘¿Cómo como?’ es una de ellas. Se trata de una aplicación informática donde el público puede conocer si tiene una dieta equilibrada al introducir los alimentos que consume diariamente.

Y para seguir aprendiendo cómo combinar los alimentos, los visitantes pueden ‘Sentarse a la mesa’ y elegir un primero, un segundo y un postre de entre los platos que se consumen en 11 países diferentes. Una vez elaborado el menú pueden saber si han conseguido crear, con propuestas gastronómicas muy diferentes, una dieta saludable y nutritiva.

También se explican las propiedades nutricionales de los grupos de alimentos y las ventajas de la dieta mediterránea. Algo que el público ve durante el recorrido por el mercado que se recrea en la exposición, donde 10 puestos muestran que somos agua; que los cereales están en la base de nuestra alimentación; que no pueden faltar en nuestra dieta 5 frutas y hortalizas y de cinco colores; que el oro líquido para nuestra salud es el aceite de oliva; que los lácteos fortalecen los huesos; que las legumbres y los frutos secos son buenos aliados; que la salud viene por el mar; que la carne y los huevos construyen nuestro cuerpo; que existen unos pocos productos de los que conviene no abusar y que nuestro futuro se alimenta de la dieta mediterránea.

El mercado concluye en la Plaza de la Pirámide. Aquí se presenta la pirámide en tres dimensiones diseñada por la FINUT para esta muestra. Se trata de un modelo novedoso y de gran importancia científica que contempla tres binomios: alimentación y nutrición, para un crecimiento y desarrollo óptimo; actividad física y reposo, para un equilibrio corporal, físico y mental; y comportamiento y entorno medioambiental, para lograr una buena la calidad de vida.

Además la historia de la nutrición desde la Prehistoria, hasta lo que puede ser el futuro de la nutrición basado en la Nutrigenómica queda recogido en un gran audiovisual inmersivo que introduce a los visitantes. Con este proyecto, el Parque de las Ciencias de Granada muestra una vez más su apuesta en divulgación por los temas relacionados con la salud que tanto preocupan a los ciudadanos, a la vez que consolida la línea de colaboraciones nacionales -internacionales, a través de la itinerancia de contenidos expositivos de producción propia.

Fuente:diario “El independiente de Granada”