La anchoa del Cantábrico es un pescado de bajura especialmente sabroso, aromático y jugoso. Es un pescado típico de primavera, cuando la temperatura del agua comienza a subir, en abril y mayo. Tiene diferentes denominaciones: boquerón en Andalucía, anchoa o bocartia en el País Vasco y Cantabria, bocareu en Galicia y anxova en Cataluña.

A la hora de comprarla  hay que fijarse en el color de su lomo para saber si está bien fresca, en un principio con un tono verdoso, posteriormente se vuelve azulado.

Aunque actualmente  está muy extendido su consumo, hasta principios del pasado siglo era una captura marginal para los marineros. Hoy en día se pueden encontrar todo el año gracias al boquerón importado.

La anchoa se consume fresca o en conserva. Hay multitud de formas de prepararlas dependiendo de su tamaño: fritas, rebozadas en harina y huevo, a la plancha, cocidas, a la marinera… La conserva de la anchoa, preparada en aceite y sal gorda, es una industria tradicional de los puertos vascos: Bermeo, Ondarroa, Mutriku…

Es un pescado azul, rico en ácidos grasos omega-3, con gran cantidad de proteínas, vitaminas pertenecientes al grupo B, vitamina A y D. También son una fuente de minerales como el magnesio, el yodo y hierro y, si se consume con espinas, se aprovecha su calcio, muy recomendable para los huesos. También, es un pescado muy aconsejable para disminuir el colesterol y para trastornos cardiovasculares, ya que incrementan la fluidez de la sangre.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  

© Zainduzaitez, Bilbao 2014. Aviso Legal