EUSKERA

 

Con el verano disminuye el apetito y aumenta el deseo de beber líquidos y, sin duda, los zumos naturales son una buena opción. Una de las bebidas más populares, quitan la sed, hidratan el cuerpo y tienen un valor nutritivo similar al de las frutas de las que proceden.

El zumo es el líquido que se puede extraer de plantas y frutas en estado natural a partir de procedimientos mecánicos sin que haya fermentación, por lo que conservan todas las propiedades.

“La mejor hora para tomar un zumo es el desayuno por la energía que proporciona al cuerpo, ya que el azúcar que contiene se consume y no se convierte en grasa.”

También puede denominarse zumo a productos obtenidos a partir de concentrados de fruta, lo que debe indicarse en la etiqueta. Con un sabor diferente a los recién exprimidos, tienen características similares nutricionalmente. También están los néctares, producto resultante de la adición de azúcar y agua al zumo natural.

La importancia de los zumos en la alimentación humana se valoró desde la Antigüedad, calificándolos como comida de los dioses, con propiedades mágicas. Se utilizaban de ofrendas en los templos, de hecho se sigue haciendo actualmente en algunos países como India.

La mejor hora para tomarlo es el desayuno por la energía que proporciona al cuerpo, ya que el azúcar que contiene se consume y no se convierte en grasa. También es muy indicado para los deportistas, antes y después de realizar ejercicio, pues reponen la pérdida de líquidos y minerales a través del sudor.

Beneficios y precauciones

Es un alimento que hay que tomar con moderación. De hecho, un zumo contiene dos o tres piezas de fruta, lo que significa mucho azúcar y poca fibra. Además no produce la sensación saciante de masticar la fruta, cuando la sacarosa se digiere de forma lenta y saludable.

Hay que tener en cuenta que un zumo no puede sustituir a una pieza de fruta, ya que al ser exprimida pierde vitaminas, antioxidantes y fibra.

Son muy beneficiosos para la salud por sus propiedades hidratantes, antioxidantes, mineralizantes y tonificantes. Contribuyen a mejorar el sistema inmunológico y previenen algunas enfermedades cardiovasculares, el cansancio y la fatiga. Son fuente de vitamina C y E y contienen minerales como potasio, magnesio y calcio.

Un vaso de zumo al día es la ración recomendable, no hay que olvidar que las frutas son azúcares.

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2017. Aviso Legal