Euskera

Los piñones son los frutos del pino piñonero y se encuentran dentro en una cáscara leñosa en las escamas de la piña, protegidos por una cáscara.
Se recolectan de los pinos del bosque y, por tanto, están exentos de contaminación química. Tardan tres años en madurar, que es cuando se recogen.
Necesita largos periodos de sol para que lleguen a una óptima maduración, resistiendo bien los climas extremos.
Se recolectan desde noviembre hasta abril siguiendo un procedimiento riguroso para garantizar su calidad. Se almacenan en naves hasta el verano donde les da el aire y en junio se esparcen en las eras para que se sequen y se abran solas, separándose el piñón. Posteriormente, se recogen los piñones y se trasladan a un molino donde se cascan y se empaquetan, quedando listos para su consumo.

Una vez vaciadas, el resto de la piña se quema y se transforma en combustible.
Como todos los frutos secos, se pueden consumir crudos o tostados. Si se guardan en lugar fresco y seco pueden conservarse durante un año.
Son muy recomendables para el cansancio y la anemia, pues aportan hierro, energía y nutrientes. Además, sus ácidos mono y poliinsaturados los hacen muy adecuados para combatir el colesterol y las enfermedades cardiovasculares. También, son idóneos para las etapas de crecimiento por su riqueza en calcio y magnesio.
Es aconsejable masticarlos poco a poco para conseguir una mejor digestión y asimilación.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2015. Aviso Legal