EUSKERA

 

Con la llegada del verano y las altas temperaturas aumenta el consumo de helados, uno de los símbolos más identificativos, y refrescantes, de esta estación, aunque cada vez se comen más durante todo el año. Es un producto sabroso y nutritivo, congelado, elaborado en su forma más sencilla con agua, leche, crema de leche y azúcar. Además, se le puede añadir, entre otros ingredientes, huevo, frutas, chocolate, frutos secos, etc.
De base láctea o acuosa, se dividen en helado crema, helado de leche, helado de agua, sorbete (en estado semisólido, se denomina granizado) y el helado “mantecado”, de leche que incluye yema de huevo. Más recientemente se ha popularizado también el yogur helado.
Es un sector en evolución permanente, que gracias a nuevas técnicas de congelación y modernas máquinas permiten la fabricación a gran escala, con nuevos y sorprendentes sabores. Lo mejor es siempre buscar productos artesanos, elaborado diariamente con ingredientes naturales de calidad.

Historia

El helado tiene una larga historia, se cree que los chinos hace muchos siglos ya mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas. Posteriormente, y a través de las rutas comerciales, pasó al mundo árabe. En la época del Califato de Bagdad se combinaba nieve con zumos de frutas. No hay certeza de cómo llegó a Europa, pero se sabe que se extendió desde Italia, el gelato, aunque sólo al alcance de unos pocos, que disponían de congeladores o heladera. Precisamente, en el siglo XVII, un cocinero francés en la corte del rey inglés Carlos I fue el responsable de mezclar zumos con leche, inventado el helado. En 1660, el italiano Procopio ideó una máquina que homogeneizaba las frutas, el azúcar y el hielo, obteniéndose una verdadera crema helada, similar a la que hoy conocemos. En el siglo XVIII aparecen ya los helados en libros de recetas. Hacia 1700 llegaron a América del Norte y su gran aceptación provocó su popularización en los Estados Unidos. En 1846, la norteamericana Nancy Johnson inventó la primera heladera automática comenzando la historia del helado industrial y en 1851 Jacobo Fussel fundó la primera empresa productora de helados en ese país.

Beneficios

Los helados también ayudan a conseguir una dieta con propiedades saludables, es su frecuencia y cantidad lo que lo harán más o menos favorable. Aunque por su valor energético y azúcares es un alimento de consumo ocasional, en los últimos años se ha reducido su contenido en grasa haciéndolo mas saludable, al incrementar la proporción de grasa insaturada, y, en los de base acuosa, se ha aumentado la proporción de fruta, elevando la proporción de vitaminas.
El valor energético del helado será medio-alto los de base láctea y medio-bajo los de base acuosa. Proporciona proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, por su elevado contenido en azúcares. Entre los minerales que aporta destaca el calcio, de la leche, y el sodio.
Además, no sólo refrescan en el verano sino que también reducen el nivel de estrés tanto físico como emocional.

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2017. Aviso Legal