Cada vez son más las personas que se plantean bajar de peso y para ello, en muchos casos, siguen dietas que pueden resultar poco saludables o restrictivas en exceso o que resulta complicado adaptarlas al día a día. Un estudio reciente, revela que no es necesario salirse de los alimentos que se ingieren de forma cotidiana.

Según este estudio, publicado en The American Journal of Clinical Nutrition y realizado por el Russel de Souza, investigador del Instituto de Conocimiento Shing Li Ka, en Toronto, (Canadá), sin embargo, comer una porción al día, concretamente 130 gramos, de judías, guisantes, garbanzos o lentejas podría ayudar a reducir el peso de hasta 0,34 kilogramos.

Las legumbres, en términos generales, cuentan con un índice glucémico bajo, lo que significa que la elevación de la glucosa en sangre tras ingerir este tipo de alimentos es más lenta y pueden llegar a reducir o desplazar las proteínas animales y las grasas consideradas “malas”, como, por ejemplo, las grasas trans.

“Las legumbres, en términos generales, cuentan con un índice glucémico bajo y pueden llegar a reducir o desplazar las proteínas animales y las grasas consideradas “malas.”

La investigación, que se basa en el trabajo previo del Centro de Modificación de los Factores de Riesgo y Nutrición Clínica, obtiene sus resultados de  21 ensayos clínicos realizados con 940 hombres y mujeres para saber cuáles eran los efectos de comer legumbres en los adultos.

A pesar de sus conocidos beneficios para la salud, poca gente incluye regularmente este alimento en su dieta, “así que hay espacio para que la mayoría de nosotros incorporemos las legumbres en nuestra alimentación y nos demos cuenta de los beneficios potenciales de control de peso”, afirma el doctor Souza.

Por todo ello, para perder peso no es necesario someterse a dietas excesivas o intervenciones quirúrgicas, ya que estas últimas pueden resultar, incluso, contraproducentes dando lugar a una consiguiente recuperación de peso provocada, también, por el hambre o los antojos.

Con respecto a esto último, las legumbres también pueden suponer una solución ya que, según afirma el especialista, son capaces de reducir la sensación de saciedad en un 31 por ciento, lo que elimina la necesidad de ingerir más alimentos y, por tanto, reduce las posibilidades de aumentar el peso corporal.

Por último, otro de los beneficios que pueden aportar estos alimentos hace referencia al colesterol “malo” ya que, debido a sus propiedades nutricionales, reducen dicha sustancia en, aproximadamente, un 5 por ciento, lo que disminuye a su vez las probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular.

En conclusión, “a pesar de que la pérdida de peso es pequeña, nuestros resultados sugieren que simplemente incluyendo legumbres en su dieta puede ayudar a perder peso y, lo que creemos que es más importante, impedir ganar de nuevo kilogramos después de perderlos”, afirma Souza.

 

Fuente: DMedicina

Fotografía: DMedicina

http://www.dmedicina.com/vida-sana/alimentacion/dietas/2016/03/30/legumbres-ayudar-perder-peso-112204.html