EUSKERA

 

Bebida refrescante y típica del verano en toda España, incluye entre sus ingredientes, además del vino, la fruta picada (pulpas o cáscaras), un endulzante y algún licor.

Se tiene noticia de su consumo en España a principios del siglo XIX, también denominada limonada de vino, y posteriormente, debido a la masiva inmigración española a América desde mediados del siglo XIX, se extendió por América, sobre todo en Argentina y Paraguay.

Hay múltiples versiones de sangría. Tradicionalmente el vino utilizado es el tinto producido en La Rioja, pero los catalanes prefieren los vinos blancos o rosados. También se puede hacer con cava, sidra o champán.

La fruta que se incluye en la elaboración de la sangría varía asimismo de un sitio a otro. Se puede utilizar, además de las naranjas y limones, sólo melocotones o añadir al gusto manzanas, piña, kiwi, fresas, frutos del bosque, mango, cerezas… Una vez cortadas y añadidas, es recomendable el reposo, por lo que hay que hacerla un día antes de consumirla, para que las frutas marinen en el vino durante la noche y hacer que tome sus sabores. El azúcar se echará al día siguiente.

Algunos agregan ron o brandy, otros añaden especias como el clavo, la vainilla o la canela.

La sangría contiene todas las propiedades y beneficios del vino tinto y antioxidantes, sin olvidar la vitamina C de las frutas. Además, ayuda a la digestión de las proteínas y tiene efectos positivos para el sistema cardiovascular. Únicamente hay que tener cuidado con el azúcar y las calorías.

Es una bebida exclusiva para personas adultas que debe consumirse con moderación.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal