El diseño de dietas individualizadas, en muchas ocasiones basadas en un estudio genético, es la tendencia más reciente en la que trabajan los nutricionistas de todo el mundo para solucionar los problemas de personas con obesidad o sobrepeso, que en España representan aproximadamente un tercio de la población.

La experiencia revela que hay personas que, frente a un determinado tratamiento dietético, pierden más peso que otras, y la causa puede estar en factores genéticos, ha explicado a Efe el catedrático de Nutrición Humana de la Universidad de Navarra, Alfredo Martínez, organizador de las IX Jornadas de Actualización en Nutrición, que se celebran en el centro académico.

Martínez, investigador principal de varios estudios en las áreas de la nutrición y la genética del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), ha comentado que la nutrición individualizada exige en ocasiones un análisis genético pero no siempre es necesario.

Así, el nutricionista, para diseñar una dieta personalizada, puede tener en cuenta otros factores como el hecho de que a una persona le gusten o no determinados alimentos o que tenga alergias o intolerancias.

También se personalizan las dietas en función de los hábitos de la familia, factores culturales o estilos de vida, y tampoco se debe obviar que no es lo mismo que una persona tenga solo exceso de peso, el llamado “obeso sano”, o que, por el contrario, tenga además hipercolesterolemia, diabetes o hipertensión. Este abordaje de la obesidad, ha dicho Martínez, es la “cresta de la ola” de la dietética, que se empieza a extender con fuerza en España.

De hecho, ha resaltado, en España hay ya 17 empresas dedicadas a realizar test genéticos relacionados con la nutrición y la salud, una cifra muy elevada teniendo en cuenta que en todo Estados Unidos hay 26 empresas de este tipo.

Martínez ha subrayado que este elevado número de empresas especializadas en España revela que en este momento “hay mucho interés en una atención individualizada basada en la genética”.

El especialista ha afirmado que, en general, la salud nutricional de los españoles es buena, pero hay varios problemas que van en aumento, el principal de ellos el de la obesidad, que afecta a un 18% de la población, aunque, teniendo en cuenta también el sobrepeso, habría un tercio de españoles con problemas de este tipo.

En relación con los “alimentos funcionales”, que tienen propiedades complementarias supuestamente beneficiosas para la salud, ha señalado que el consumidor, al comprarlos, debe comprobar si han sido certificados, acreditados o validados por la Agencia Europea de Seguridad de los Alimentos.

Por ejemplo, ha apuntado, los fitoesteroles, utilizados en bebidas lácteas para bajar el colesterol, sí son útiles, pero hay otra serie de productos “que no han sido comprobados ni testados” por la agencia europea.

 

Fuente: diario La Vanguardia

http://www.lavanguardia.com/vida/20150515/54431269234/la-dieta-individualizada-con-base-genetica-una-tendencia-al-alza-en-espana.html#ixzz3aQS2cymF