Según las últimas evidencias botánicas y hallazgos arqueológicos, su cultivo comenzó hacia el año 5000 a.C.  Fue uno de los primeros alimentos que encontraron los europeos al llegar a  América en el siglo XVI, extendiéndose desde España al resto de Europa. Sin embargo, no será hasta el siglo XIX cuando comenzará su consumo. Hasta entonces, se cultivaba sólo por su semilla.

La judía verde es la vaina que contiene el fruto inmaduro de la planta. Pertenecientes a la familia de las leguminosas, herbácea, con múltiples variedades, más de cien, con forma generalmente alargada y una longitud de 10 a 20 cm. Se pueden englobar en dos grandes subespecies, las judías de enrame, con vaina gruesa y aplanada con tallos largos que han de sujetarse con varillas, y las judías enanas, más estrechas y redondeadas, más bajas que no necesitan sujeción.

El mejor momento para su consumo comienza ahora, finales de la primavera y el verano. Hay que elegir aquellas con un color vivo y brillante, con forma regular y que no sean duras al tacto. Las más tiernas no superan los 15 cm. de longitud.

En el frigorífico hay que conservarlas en la parte menos fría en una bolsa de plástico agujereada . De esta forma pueden conservar sus cualidades hasta 10 días. No sólo las podemos encontrar frescas sino también en conserva, enteras o ya cortadas, o en menestra.

Con 30 calorías por cada 100 gramos, su aporte calórico es muy bajo, lo que las hace muy recomendable en las dietas. Como en la mayoría de hortalizas, gran parte de su peso es agua, puede llegar hasta el 90%, lo que las confiere un importante efecto diurético y depurativo. Contienen hidratos de carbono y una pequeña cantidad de proteínas. Su contenido en fibra y minerales (potasio, calcio, yodo, fósforo, hierro y magnesio) hacen de las judías verdes un alimento muy saludable. Las vitaminas también forman parte de su composición: vitamina C –que se pierde en la cocción-, provitamina A o beta-caroteno, B2 y B6.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  

© Zainduzaitez, Bilbao 2014. Aviso Legal