Son numerosos los estudios epidemiológicos que han demostrado que, en Europa, cada vez es menor el consumo de verduras entre los niños.  Durante la edad escolar, casi todos los padres sufren el problema del rechazo de sus hijos a las verduras. Esto se debe a que, a partir de los 24 meses, es común que los niños sufran un proceso denominado de neofobias, es decir, de rechazo o miedo a probar alimentos nuevos, y esto ocurre incluso con alimentos que antes consumían sin problemas.

Los nutricionistas y psicólogos coinciden en que la forma más eficaz de evitar los rechazos es habituando a los niños al consumo de verduras desde una edad temprana y a través de la repetición, presentando la verdura de diferentes formas y de manera continuada.

Investigadores del Instituto de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Leeds en el Reino Unido han querido estudiar las consecuencias de la introducción temprana de las verduras y las distintas reacciones en niños de varios países europeos. Por ello, han estudiado el comportamiento alimentario de 332 niños procedentes de reino Unido, Francia y Dinamarca en una investigación financiada por la Unión Europea.

El experimento consistió en introducir el puré de alcachofas en niños de diferentes edades, algunos se les introdujo como primer alimento semisólido en el momento del destete en torno a los 4-6 meses, mientras que otros lo comieron por primera vez a los 38 meses. Se eligió este vegetal en concreto, como resultado de una encuesta previa a las madres y padres y esta resultó ser una de las verduras que más tarde se introduce en la dieta de los niños.

A todos los niños se les dio 100g puré de alcachofa entre 5 y 10 veces en un periodo de varias semanas. Al azar, la muestra se dividió en tres grupos y a cada uno se le dio un tipo de puré: a unos era puré de alcachofas sin aditivos, otros con azúcar añadido y otros con aceite vegetal añadido. A través de las mamás, se evaluó el consumo de este tipo de verdura antes y después de la intervención con puré.

De todas las respuestas posibles encontraron 4 patrones: el 40% de los niños comió poca cantidad las primeras veces pero fueron aumentando la cantidad consumida en la siguientes repeticiones; el 21% se comieron más del 75% de la ración desde la primera vez que lo probaron; el 16% comieron menos de 10g en torno a la quinta repetición y el 23% restante estaba formado por niños con reacciones muy diversas.

Sin embargo, encontraron que los niños no se distribuyen uniformemente dentro de los grupos según su edad, sino que existía un claro patrón: los niños más pequeños comían desde el principio más cantidad del puré que los mayores y los niños que formaron el grupo de los que comieron menos de 10g tras la exposición, eran mayoritariamente niños en edad preescolar. Esto parece confirmar aquella idea con la que partían los investigadores de que la introducción temprana de las verduras ayuda a su aceptación.

Pero uno de los resultados más llamativo fue que el grupo de los que tenían el puré normal y el que tenían el puré endulzado, consumían de media la misma cantidad de puré al final del periodo de exposición. Según los investigadores, esto tira por tierra el mito de que los niños pequeños no se comen las verduras por su sabor y que hay que “esconder” dicho sabor.

Según lo expuesto, los investigadores concluyen que, si se quiere asegurar una dieta sana y equilibrada en los niños, se deben introducir verduras de diferentes tipos desde edades tempranas, desde el destete. Además, es necesario dárselas de comer de forma continuada al menos la primera vez que lo comen, para que se acostumbren a su sabor. Otra conclusión importante es que no es necesario alterar el sabor de las verduras si se hace una buena adecuación desde joven, y menos añadir productos que puedan fomentar la obesidad en el futuro como el azúcar. Si habituamos a los pequeños a los sabores dulces desde el destete, los alimentos azucarados se volverán preferentes para el resto de su vida.

 

Fuente: Fundación Alimentación Saludable

Fotografía: Serge Bertasius/ FreeDigitalPhotos.net

http://www.alimentacionsaludable.es/noticias/noticia.asp?id=161