La gastroenteritis aguda es la principal causa de visita al especialista en digestivo infantil durante todo el año, pero en verano la situación se puede ver agravada por el calor y porque es mucho más fácil que se produzcan intoxicaciones alimentarias.

Según el gastroenterólogo infantil de CMED, el Dr. Andrés Bodas, “las altas temperaturas son el campo de cultivo perfecto para algunos gérmenes como la Salmonella, presentes en alimentos como el huevo y sus derivados, o el Estafilococo, que puede afectar a alimentos como natillas, pasteles de nata, leche, carnes y pescados, cuando éstos alimentos han sido manipulados con poca higiene o han quedado expuestos a temperatura ambiente”.

“Hay que tener especial cuidado con la manipulación de los alimentos y su estado antes de cocinarlos.”

Para evitar las contaminaciones alimentarias es recomendable lavar muy bien tanto frutas como verduras antes de ingerirlas o cocinarlas; tomar las carnes muy hechas en vez de al punto, al descongelar los alimentos no hacerlo al aire libre sino en la nevera; y, por supuesto, lavarse adecuadamente las manos antes de manipular ningún alimento, ya que es donde más gérmenes y bacterias se concentran.

Síntomas de la gastroenteritis aguda
Los síntomas suelen presentarse entre 2 y 8 horas después de la ingesta del alimento contaminado y los más importantes son:

  • Aumento de las deposiciones (diarrea)
  • Deposiciones líquidas o semilíquidas
  • Vómitos y náuseas
  • Fiebre

El principal riesgo de la gastroenteritis aguda es la deshidratación y más con las temperaturas tan altas que estamos padeciendo este verano. “Lo ideal es ir hidratando al niño con sueros que permiten recuperar la pérdida de electrolitos y que se pueden adquirir en cualquier establecimiento farmacéutico. También hay que ir introduciendo poco a poco la dieta habitual para la edad de cada niño, ya que la ingesta pronta de alimentos ayuda al restablecimiento de la mucosa intestinal alterada por la enfermedad y, por tanto, a que la recuperación sea más rápida. En el lactante con gastroenteritis aguda alimentado al pecho de la madre, no se debe suspender la lactancia materna y tampoco se debe diluir la fórmula si el niño está tomando biberones”, asegura el Dr. Bodas.

Normalmente, esta enfermedad no suele ser muy grave y suele desaparecer en 2-3 días, pero si observamos signos como ojos secos y hundidos, boca continuamente seca, micciones escasas y decaimiento en general, es necesario acudir al especialista de forma inmediata para que le paute un tratamiento que se adecúe al estado del paciente.

 

Fuente: Consejos de tu farmacéutico

http://www.consejosdetufarmaceutico.com/en-verano-las-intoxicaciones-alimentarias-son-la-principal-causa-de-gastroenteritis-infantil/