Religión y gastronomía siempre han estado estrechamente unidas y la Semana Santa es una buena prueba de ello. El amplio recetario de estas fechas tiene al pescado como protagonista y también la obligación de abstenerse de comer carne. Como sucede en todas las culturas, éste es un periodo de abstinencia, de depuración corporal al  que se le daba un carácter sagrado y religioso.

La obligación de no comer carne, práctica que están obligados a guardar los fieles católicos, dio lugar a la búsqueda de ingredientes sustitutivos, con platos donde la verdura y el pescado se convirtieron en protagonistas. La carne era considerada un lujo y permitirse esa ostentación era un pecado.

La austeridad gastronómica propia de estas fechas, con la ausencia total de carne en los menús, nos ha dejado innumerables platos elaborados de diferente manera según la zona: potajes sin carne, pescados y verduras.

El bacalao, es uno de los ingredientes esenciales, tanto de primer plato como de segundo. El potaje, con bacalao o con espinacas, es un plato típico de estas fechas y contiene un gran aporte proteínico. Croquetas y tortillas también forman parte de los menús de Semana Santa. En el norte, la sopa de ajo es muy característica de estos días, elaborada con pan y huevo.

Igual de importantes son los deliciosos postres típicos en estas fechas. Se trataba en origen de auténticos bocados energéticos para suplir el ayuno, elaborados con productos asequibles para la mayoría de la población. Con estos postres, de origen humilde, se buscaba saciar rápido y evitar así probar la carne. De la gran variedad de postres de estas fechas hay que destacar las torrijas (picatostes o borrachinos en Asturias), el dulce tradicional. Otros postres característicos de estas fechas son la leche frita, los pestiños o rosquillas, elaborados con canela o almíbar, los buñuelos de Cuaresma, la mona de Pascua, en Valencia y Cataluña, los crespells en Mallorca…

 

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2015. Aviso Legal