El profesor Dr. Jesús Tresguerres es un experto en envejecimiento y en cómo conseguir frenar sus efectos. Es Catedrático del Dpto. de Fisiología de la Facultad de medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Miembro numerario de la Real Academia Nacional de Medicina, sillón 47 de Endocrinología Experimental. Es presidente de la Federación Europea de Academias de Medicina. 

Pregunta. En su opinión, ¿es posible, como creen algunos agoreros, que la esperanza de vida en España no siga creciendo o incluso retroceda para la próxima generación debido al problema creciente de la obesidad y el sedentarismo?

Respuesta. El problema de la obesidad y el sedentarismo son efectivamente de muchísima importancia, incluso con la posibilidad de influir sobre las cifras de esperanza de vida a menos que seamos capaces de romper la actual tendencia. Obesidad y sedentarismo son favorecedores de la aparición de diabetes tipo 2 que a su vez supone un factor de riesgo establecido que da lugar a una gran cantidad de complicaciones que influyen sobre la calidad y la esperanza de vida. La obesidad es también (y cada vez está mas claro) un factor de riesgo de aparición de tumores.

P.    Se están estudiando numerosas moléculas que podrían ser ingredientes funcionales o complementos nutricionales para frenar los efectos fisiológicos del envejecimiento. A su juicio, ¿cuales son las más interesantes y prometedoras en este campo?

R. Efectivamente, se están buscando alimentos que puedan jugar un papel importante en el proceso de envejecimiento, pero siempre que se asegure un mínimo de ejercicio que es tanto o mas importante que la alimentación. Por supuesto la dieta mediterránea es en si misma un factor de protección contra muchos de los elementos negativos que desencadena el envejecimiento. El pescado con los omega-3, el aceite de oliva con el ácido oleico, los vegetales con sus antioxidantes (tomate = licopeno) , vino con el resveratrol y cerveza con el xanthohumol juegan un importante papel.

P. El resveratrol como complemento ha tenido hace poco tiempo un enorme éxito comercial que ahora parece haberse frenado… realmente, ¿qué debería haber esperado un consumidor sensato de este complemento? ¿tiene sentido ingerirlo o sería mejor tomar vino moderadamente o incluso uvas?

R. El resveratrol tiene en principio muchas papeletas para jugar un papel importante. De hecho ya se han llevado a cabo incluso ensayos clínicos en nuestro país en personas con riesgo cardiovascular con bastante éxito. Lo que ocurre es que siguen faltando estudios dosis-respuesta y hay una enorme diversidad de dosis y de orígenes que pueden tener influencias.

Hay muchos datos experimentales que apoyan su uso. Pero….la vida es por encima de todo equilibrio. Cuando envejecemos nos desequilibramos ……pero no podemos pretender compensar dicho desequilibrio por las buenas. No es sólo importante el producto sino también la dosis. El resveratrol a dosis bajas 10 -50 mg diarios puede ser muy beneficioso pero si aumentamos la dosis a 250 o 500 mg día a lo mejor ya no es tan bueno. No hay datos. Desde luego un par de copitas de vino tinto al día son beneficiosas…. Más, lo contrario debido al contenido alcohólico.

P. La melatonina es otro complemento del que se está generalizando su uso, especialmente para problemas relativos al sueño. Pero seguramente hay otros efectos de la misma menos conocidos que seguramente pueden ser más interesantes…

R. La melatonina es efectivamente muy interesante pues no solamente sirve como inductor de sueño sino también para combatir el ‘jet lag’. Ademas es un antioxidante muy potente sobre todo a nivel cerebral. Y como estimula la produccion endógena de antioxidantes es doblemente beneficiosa. Si a ello se le une que prácticamente no tiene efectos secundarios…. Es un producto que se obtiene como elemento secundario en la producción del café soluble aunque no está en el propio café, pero sí en el vino y en los frutos secos. Su grave problema es que es barata y no patentable y por ello no interesa a las compañías farmacéuticas.

P.    Los consejos a la población para que realice algún tipo de actividad física no están teniendo demasiado éxito. Aunque a la par si está incrementándose el número de adictos a prácticas deportivas extenuantes. Como fisiólogo, ¿hasta qué punto puede ser un riesgo para la salud esta ‘cronificación’ del deporte extremo?

R.     El deporte extenuante aumenta las oxidaciones. Además puede incluso provocar osteoporosis por el estrés que determina. El deporte que desarrollan los deportistas profesionales de élite no es, por lo tanto, bueno. El ejercicio físico moderado sin embargo es esencialmente muy bueno. Es efectivamente difícil transmitir este mensaje a la población pero sería muy importante conseguirlo.

P. Si un adolescente le fuera a hacer caso, ¿qué consejos prácticos le daría para tener garantía de éxito en un envejecimiento saludable? ¿De verdad merece la pena preocuparnos mucho cuando somos jóvenes por un futuro que probablemente esté más regido por la genética que por nuestro estilo de vida?

Por supuesto que tenemos que preocuparnos en nuestra juventud para que luego… no tengan que ocuparse otros de nosotros. Hacer ejercicio moderado y tener una alimentación saludable son los dos pilares fundamentales para conseguirlo. Además procurar no tener un estrés excesivo y por supuesto estimular las relaciones humanas directas. La comida es doblemente saludable si se hace con la familia y con amigos.

Es absolutamente necesario hacer medicina preventiva… ¡mucho mejor que tener que llegar a la curativa!

R. La genética juega solo el 25% de la influencia sobre lo que va a ser nuestra  vida. El 75%  es debido a nuestra forma de vida. Si tenemos un coche Mercedes que tenemos en el puerto de Barcelona y no nos ocupamos de  él , y además lo cogen todos los miembros de la familia incluyendo jóvenes que lo someten a esfuerzos importantes y por otro lado tenemos un Seat que está en Madrid, en garaje, y bajo el cuidado de un chófer que se ocupa de su mantenimiento de forma regular …. Dentro de 10 años ¿que coche estará mejor? Por supuesto el Seat a pesar que la “genética“ del Mercedes sea mucho mejor. ¡Lo mismo ocurre con las personas!

 

 

Fuente: Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

http://www.nutricion.org/noticias/entrevista.asp?id=10