EUSKERA

 

El talo, plato típico vasco, es una torta de harina de maíz. Utilizado como pan en los caseríos vascos desde el siglo XVI, cuando se popularizó el sembrado de maíz que llegaba de América, hasta el siglo XX. Era un habitual y humilde acompañante en desayunos, comidas y cenas (originariamente en Guipúzcoa y norte de Navarra). Se consumía haciendo sopas en la leche o acompañando de quesos, azúcar, crema de manzana o intxaursalsa. Con el tiempo pasó de ser un alimento común y básico a ser consumido sólo en ocasiones especiales.

“El talo es la estrella culinaria en las ferias que se celebran tanto en Navarra como en el País Vasco.”

La masa se elabora con harina de maíz que se remoja en agua templada con un poco de sal. Se mezcla la harina y la sal y se añade agua en el centro para comenzar a amasar hasta conseguir una textura adecuada. Se deja reposar un cierto tiempo y se forman bolitas que se extienden desde el centro hacia fuera  formando una oblea delgadita. Finalmente, se tuesta ligeramente por ambos lados, asemejándose a las tortitas que se elaboran en muchos países americanos. También se puede añadir harina de trigo y sal.

Es la estrella culinaria en las ferias que se celebran tanto en Navarra como en el País Vasco (Santo Tomás en Bilbao, San Prudencio en Álava, San Andrés en Eibar…), rellenándolo de txistorra, chorizo fino fresco, y acompañado de txakoli o sidra. Además de la txistorra, también se utiliza para envolver morcilla o chocolate.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2017. Aviso Legal