Hortaliza proveniente de México, Bolivia y Perú, llegó a España en el siglo XVI. Denominado chili por los indígenas, su nombre actual se originó por su sabor picante que recordaba a la pimienta.

Con las semillas pequeñas y blancas en su interior, se dividen por su sabor en dulces y picantes. Los verdes son más suaves y los rojos, que se comenzaron a cultivar en el siglo XX, tienen el sabor más marcado, más dulces.

A la hora de comprar los pimientos, cuya recolección tiene lugar de mayo a octubre, hay que fijarse en que estén duros, carnosos y con la piel brillante y lisa, sin manchas ni golpes o magulladuras.

En la nevera pueden conservarse en la parte menos fría, dentro de una bolsa de plástico agujereada, hasta 15 días.

Es una verdura muy sabrosa y versátil en la cocina, imprescindible en muchos platos: ensaladas, asados, arroz, guarnición, tortillas, asados, fritos…

Los pimientos rojos y verdes son los más empleados. Los pimientos verdes más afamados proceden de Bizkaia (Txorierri, Mungia, Busturia y Orduña). Los rojos se cultivan en varias zonas del norte de la península, son famosos los de Lodosa (Navarra) –a orillas del río Ebro y Ega-, Padrón (Galicia), Gernika (Bizkaia)…

Beneficios nutricionales

Por su alto contenido en agua (92%), su aporte de fibra y la ausencia de grasa en su composición, es una verdura muy utilizada en las dietas. Apenas aportan calorías (apenas 20 por cada 100 gramos) y proteínas. La abundancia de vitamina C y los carótenos (sobre todo en los pimiento rojos) son algunas de sus múltiples virtudes. De entre los minerales que contiene destaca el potasio, el cobre, el selenio y el fósforo.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  

© Zainduzaitez, Bilbao 2014. Aviso Legal