Dicha iniciativa (previamente aprobada unánimemente en Comisión de Cultura) fue presentada por el Grupo Parlamentario Popular pero nació a propuesta conjunta de la Real Academia de Gastronomía, que tengo el honor de presidir, y la Fundación Española de la Nutrición, que encabeza Gregorio Varela Moreiras.

La noticia me llena de satisfacción porque representa un importante paso, quizá el más decisivo de los dados hasta ahora, para introducir en todo el sistema educativo europeo conocimientos y experiencias sobre alimentación, gastronomía y nutrición. Y la Real Academia de Gastronomía (que siempre ha creído que es absolutamente compatible, además de obligatorio, comer saludable y placenteramente) celebra la aprobación del Informe y seguirá trabajando, con más entusiasmo, si cabe, para que se convierta en una realidad en su posterior desarrollo.

Salud, placer e identidad
El informe parte, en efecto, de la base de que la gastronomía es “el conjunto de conocimientos, experiencias, artes y artesanías que permiten comer saludable y placenteramente”, además de “una parte fundamental de nuestra identidad y elemento esencial del patrimonio cultural europeo”.

Ha sido redactado por el eurodiputado Santiago Fisas y ha contado con el apoyo y la implicación absoluta de Jaime Mayor Oreja, vicepresidente del Grupo Popular Europeo, y el secretario de Estado para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo. También ha sido avalado, con todo su prestigio y conocimiento, por el Doctor Valentín Fuster (jefe médico del Hospital Monte Sinaí de Nueva York y director general del CNIC de Madrid) uno de los más prestigiosos cardiólogos del mundo.

Talleres del Gusto desde la primera infancia
El texto solicita a los Estados miembros la inclusión en los planes educativos, desde la primera infancia, de conocimientos y experiencias sensoriales (Talleres del Gusto) sobre alimentación, salud nutricional y hábitos alimenticios, incluidos aspectos históricos, territoriales y culturales, lo que contribuiría a mejorar el estado de salud y bienestar de la población, la calidad de los alimentos y el respeto por el medio ambiente.
Asimismo, resalta la importancia de aplicar las recomendaciones de la OMS para luchar contra la obesidad y la mala alimentación e insiste en que los Estados miembros hagan posible que todas las personas accedan a una alimentación sana y disfruten comiendo.

El privilegio de tener una despensa excepcional
El Informe destaca también la necesidad de difundir la variedad y calidad de las regiones, los paisajes y los productos que son la base de la gastronomía europea, así como su importancia para la economía de la Unión. Por eso solicita a los Estados miembros que formulen e implementen políticas destinadas a mejorar la producción y la industria agroalimentaria en el marco del desarrollo cultural y económico de las diferentes regiones.
El beneplácito del Parlamento Europeo supone, en definitiva, un paso decisivo para conseguir una regulación europea que permita la formación de los alumnos en gastronomía y nutrición, y una garantía que proteja y difunda el rico patrimonio de la cultura gastronómica europea.
El aspecto saludable

La evolución experimentada en los últimos años ha puesto de relieve que la alimentación, entendida en su sentido más amplio, tiene una importancia extraordinaria en la sociedad actual, porque es el factor clave para evitar todo tipo de patologías. También destaca la importancia de hacer ejercicio físico y la necesidad de evitar el alcohol o el tabaco en exceso.

Además, la gastronomía es una forma de expresión artística y cultural de importancia creciente, así como un elemento esencial de la promoción turística.

Políticas de la Unión Europea
Nosotros siempre lo hemos tenido claro pero ahora parece que, por fin, el mensaje ha calado también en el Parlamento Europeo, primer paso para que, en breve, la Unión Europea desarrolle políticas para la educación en alimentación y gastronomía. Cuando se llegue a esta meta y nuestros estudiantes aprendan a comer, saludable y placenteramente, estaremos definitivamente satisfechos, pues redundará en la calidad de vida de los europeos del futuro.

http://www.elimparcial.es/sociedad/el-parlamento-europeo-recomienda-incorporar-la-alimentacion-la-gastronomia-y-la-nutricion-en-el-sistema-educativo-135519.html