Siete de cada diez niños españoles (71 %) comen al mismo tiempo que ven la televisión o manipulan alguna pantalla electrónica, según un estudio de laboratorio farmacéutico Cinfa. La investigación revela que los menores con este hábito son más propensos a sufrir sobrepeso u obesidad.

 “Con motivo del Día Mundial de la Alimentación, los expertos alertan de que este hábito favorece que los menores tengan sobrepeso u obesidad”.

“El teléfono móvil, la televisión y cualquier pantalla táctil deben quedar a un lado en el momento de la comida. Esta práctica impide disfrutar de los sabores de los alimentos, la conversación familiar y la posibilidad de que los niños aprendan buenos hábitos en la mesa que les prevengan del sobrepeso y la obesidad o enfermedades crónicas de base nutricional”, explica el doctor Cristóbal Coronel, miembro del grupo de nutrición y patología gastrointestinal de Sepeap, Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención primaria, con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

El estudio se basa en 3.000 cuestionarios on line realizados a hombres y mujeres con hijos de entre seis y 12 años. Los resultados apuntan que el 5,2% siempre se alimenta delante de una pantalla, el 20,3% lo hace habitualmente y el 45,5% a veces, frente a un 29% que nunca se alimenta mientras manipula un dispositivo electrónico.

Desayunos incompletos

De acuerdo con este estudio, ocho de cada diez niños españoles (82,8%) no desayunan correctamente. “Esta primera comida le aporta al menor la energía necesaria para afrontar la primera parte de la mañana y contribuye al rendimiento escolar, por lo que debe cubrir al menos el 25% de las necesidades nutritivas de los niños”, explica Eduardo González Zorzano, experto en nutrición de Cinfa. González señala que en un desayuno completo no puede faltar: un lácteo, cereales y fruta. Aunque la investigación revela que solo uno de cada diez peques toma fruta en la primera comida del día (11,7%).

Mucha carne y poco pescado

Más de la mitad de los escolares (51,9%) consumen carne entre cuatro y siete veces a la semana mientras que los expertos aconsejan que no supere las tres raciones. Solo uno de cada cinco peques (21,3%) toma pescado más de tres veces a la semana, la frecuencia recomendada, mientras que solo uno de cada diez (12,15) come verdura más de siete veces a la semana.

“Los hábitos alimenticios de los escolares españoles se alejan cada vez más de los alimentos de la dieta mediterránea como el pescado, la verdura, las frutas, el yogur y los frutos secos”, cuenta el experto en nutrición.

UNO DE CADA CUATRO ESPAÑOLES NO COME FRUTA A DIARIO

Un 25% de la población española de más de 15 años no consume a diario fruta y verdura, un porcentaje por debajo de la media europea, según los datos de 2014 publicados este viernes por Eurostat con motivo del Día Mundial de la Alimentación.

Los socios comunitarios con menos población mayor de 15 años que no consumen estos alimentos a diario son Bélgica (16,1%), Portugal (20,7%), Reino Unido (21,3%) e Italia (23%), mientras que después de España se sitúan Eslovenia (27%), Croacia (27,5%) y Grecia (30,1%).

Existen diferencias en relación con el nivel educativo de la población. En el conjunto de la UE, el 18,8% de las personas con un nivel de educación superior consumen al menos cinco piezas diarias de frutas al día, mientras que solo lo hace el 12,1% de la población con bajos niveles de formación.

Las mayores diferencias en este sentido se encuentran en Reino Unido (15 puntos), seguido de Dinamarca (14 puntos) y Portugal (11,5 puntos). En España, el 11,6% de las personas con un nivel educativo bajo incluyen en su dieta al menos estas cinco piezas de fruta o verdura, mientras que lo hace el 13,7% de las personas con alto nivel de formación.

 

Fuente: diario “El País”

Fotografía: diario “El País”

http://elpais.com/elpais/2016/10/14/mamas_papas/1476459375_748769.html