EUSKERA

 

Con la llegada del otoño comienzan a acortar los días y vuelven el frío y la lluvia. La rutina se va imponiendo tras las vacaciones de verano, tras los desórdenes alimenticios y los excesos.
La dieta será fundamental para combatir el mayor gasto calórico y el desgaste físico y mental propio de esta época. Por esta razón, hay que reforzar nuestras defensas y disfrutar así del otoño con energía y salud, evitando enfriamientos, catarros y gripes.
Tampoco hay que perder de vista el control del peso, ya que con el mal tiempo se tiende a reducir la actividad física y a elegir comidas con más grasas. Es muy importante consumir alimentos de temporada, ricos en vitaminas y minerales, que nos aportarán lo que necesitamos para afrontar el cambio estacional.

Recomendaciones:

Frutas

El otoño nos proporciona frutas ricas en vitaminas que fortalecerán nuestro sistema inmunológico. Entre ellas destacamos la manzana, rica en antioxidantes y fibra, que nos permite variadas formas de preparación. También hay que incluir los cítricos, ricos en vitamina C: limón, naranja, pomelo o mandarinas. Otras frutas de esta temporada son las uvas, depuradoras el organismo, el kiwi, que fortalece el sistema inmunitario, y las frutas del bosque.

Verduras

Coles de Bruselas, repollos, coliflores, brócoli o lombarda son hortalizas ricas en antioxidantes, vitamina C y hierro. La berenjena, que favorece la depuración de grasas, y las espinacas, que estimulan nuestro estado de ánimo por su contenido en magnesio, son otras verduras propias del otoño. Igualmente, hay que reseñar los puerros, la calabaza, la cebolla, las zanahorias, los calabacines y las setas, cuyo consumo es muy aconsejable.

Frutos secos

Castañas, almendras y nueces destacan por el gran aporte de nutrientes y fibras.

Miel

Rica en nutrientes y minerales que refuerzan nuestro sistema inmunológico.

Hidratación

No hay que descuidar el consumo de agua para eliminar toxinas. Las infusiones en esta época son muy indicadas por ser hidratantes y reconfortantes con las bajadas de temperatura.

Actividad física

Es importante retomar la actividad física tras la incorporación a la rutina para descargar el estrés diario, reducir el cansancio y aumentar la resistencia.

Por último, hay que respetar las horas de descanso, al menos 6-8 horas diarias, y cenar al menos tres horas antes de ir a la cama si queremos disfrutar de un sueño prolongado y reparador.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2017. Aviso Legal