El objetivo principal del Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular, que se celebra cada 14 de Marzo, es sensibilizar a la población sobre este tipo de patologías.

El riesgo cardiovascular se define como la probabilidad que tiene una persona de sufrir una enfermedad vascular en el corazón o en el cerebro durante un periodo de tiempo, generalmente de 5 a 10 años.

Este riesgo es el resultado tanto de factores no modificables como de otros que sí lo son. Entre los primeros están la edad (mayores de 45 en hombres y 55 en mujeres) y los antecedentes familiares. Entre los factores que sí son modificables destacan la hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el colesterol elevado, la obesidad y el sedentarismo.

” Una dieta variada y equilibrada es fundamental para la salud del corazón, así como una buena hidratación.”

Por tanto, es muy importante la adquisición de hábitos saludables para reducir el riesgo cardiovascular: llevar una dieta sana, hacer ejercicio regularmente, aprender a controlar el estrés, evitar el consumo de tabaco, controlar la tensión arterial, el nivel de azúcar en la sangre y el colesterol.

Sin duda, una dieta variada y equilibrada es fundamental para la salud del corazón, así como una buena hidratación.

Recomendaciones

  • En primer lugar, hay que ajustar el contenido calórico de la alimentación según las necesidades específicas de cada persona (depende de la edad y de la actividad física o el grado de sedentarismo).
  • Siempre tienen que tener preferencia los productos frescos sobre las conservas o precocinados.
  • La base de la dieta debe estar formada por verduras frescas, fruta, legumbres y cereales.
  • El consumo de proteínas de origen animal tiene que ser limitado con el fin de restringir las grasas saturadas.
  • El pescado debe consumirse dos veces por semana.
  • Es importante la presencia de fibra en la dieta y el consumo de lácteos desnatados.
  • Los huevos no deben exceder los dos, tres por semana, y hay que optar por el aceite de oliva.
  • Se debe evitar la “comida basura” y los fritos, utilizando técnicas culinarias saludables como el vapor, hervido, horno, a la plancha…
  • El consumo de sal y azúcar, así como el de bebidas estimulantes (té, café…) debe ser controlado, moderando la ingesta alcohol a no más de 30 gramos al día (dos vasos de vino o tres botellines de cuarto de litro de cerveza).

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2016. Aviso Legal