Todo caduca, no nos engañemos. No hay nada totalmente imperecedero, tampoco en la despensa. Pero controlando tiempos y temperatura para una buena conservación, se puede organizar mejor la cocina.

Los alimentos que caducan más tarde

Un lugar fresco y seco es lo que recomiendan los expertos para conservar galletas y chocolate que pueden durar seis meses al igual que otros productos como el arroz, la pasta, o el té si están sin luz.

Duran más el azúcar, la harina, los frutos secos o las patatas, según esta lista elaborada conforme a las indicaciones de Eroski Consumer.

“Las especias, la miel, la sal o las mermeladas, pero también las galletas o el chocolate que pueden durar hasta medio año.”

Por sus propiedades naturales, la miel evita la proliferación de patógenos y no se echa a perder, por tanto, con facilidad. Pero la que se suele comercializar lleva aditivos para que esté líquida. De ahí que haya que observar la fecha de caducidad que suele ser amplia de todas formas, a veces de más de un año.

Los que menos duran

Hay que tener especial cuidado con los productos frescos: la carne, el pescado, frutas y verduras, leche y huevos. Deben guardarse en la mayoría de los casos en la nevera entre 0 y 5 grados centígrados. El frigorífico frena su descomposición pero no la erradica.

Si no se ha roto la cadena de frío, la carne picada y el pescado fresco aguantarán un día. Más es asumir riesgos. Entre dos y tres días aconsejan los expertos consumir la carne cruda y el pescado cocido.

En cuanto a conservas abiertas, verduras crudas y platos cocinados, un clásico en la nevera de las personas que viven solas, no se los puede dejar más de cinco días. Huevos y mantequillas, de dos a tres semanas.

Las frutas se pueden dejar a temperatura ambiente dependiendo del grado de maduración, alargándose su tiempo de conservación también en el frigorífico.

 

Fuente: diario Ideal

Fotografía: diario Ideal

http://www.ideal.es/sociedad/201511/08/alimentos-tardan-menos-caducar-20151108142943.html