Las bananas y los plátanos son frutas originarias de climas tropicales, donde forma parte de la dieta diaria. Aunque su apariencia es similar hay claras diferencias entre ambas frutas.

La banana era originaria de Asia, donde se cultivaba hace 4.000 años y llegó a Europa con los romanos en el siglo I a.C., aunque no se popularizó hasta el siglo XX. El plátano procede del sudeste asiático, pasó a África en el siglo V. Los viajeros portugueses lo introdujeron en Europa y, los españoles lo llevaron a América.

Diferencias principales entre banana y plátano:

  • Tamaño: la banana es más grande, más larga y de mayor peso y el plátano, además, tiene forma más curvada
  • Textura: la del plátano es más jugosa
  • Aroma: el del plátano es más intenso
  • Propiedades: el plátano tiene menos almidón y más azúcares, por lo que es más dulce
  • Nutricionalmente:
    • el plátano es más completo, tiene más proteínas, vitamina A y micronutrientes como el potasio y el hierro, aunque el porcentaje de calcio y sodio es superior en la banana.
    • El plátano tiene mas calorías, por lo que la banana es más recomendable para una alimentación más sana
    • El plátano es menos energético porque tiene menos hidratos de carbono

En cualquier caso, ambos son muy beneficiosos nutricionalmente, y son muy recomendables para los deportistas, debido a que son frutas muy energéticas. Aunque se suelen consumir crudos, hay varias maneras de cocinarlos: fritos, horneados…

Por último, señalar que el  plátano, por sus peculiares cualidades organolépticas, es un alimento con indicación Geográfica Protegida (IGP), que garantiza su calidad, trazabilidad y seguridad alimentaria, así como su origen.

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2019. Aviso Legal