La doctora en Ciencias del Deporte Jara Valtueña, del Grupo de Investigación en Nutrición, Ejercicio y Estilo de Vida Saludable (ImFine) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), fue distinguida el año pasado con el premio al mejor investigador joven internacional en el XX Congreso Mundial de Nutrición.

Ahora, y sabedora de que cada etapa de la vida necesita de unas pautas diferentes y adaptadas a la hora de alimentarse, nos ofrece unos consejos básicos para que nuestros hijos sigan la dieta más correcta y saludable.

1. Los niños no son adultos en miniatura, es más, tienen un ritmo metabólico mayor que los adultos debido al crecimiento. Lo que significa que sus necesidades energéticas y de nutrientes por kilogramos de peso son mayores que en los adultos.

2. Deben incluir todos los nutrientes en su alimentación, que ha de ser variada y equilibrada. Comer alimentos de diferentes colores puede ayudar a ello, especialmente a asegurar la ingesta de vitaminas y minerales.

3. Hay que crearles el hábito del desayuno, que está relacionado con un mejor rendimiento en el colegio y menores tasas de obesidad. También es bueno que se lleven al colegio un almuerzo para tomar a media mañana, como un bocadillo, frutos secos, fruta…

4. Es importante que se acostumbren a beber, ya que ellos por sí solos no tienen desarrollado adecuadamente el mecanismo de la sed, y pueden darse estados de deshidratación que no perciben pero que afectarán a su rendimiento físico y mental._

5. Pueden comer de todo, aunque se debe estar atento a los alimentos con alto contenido en grasas saturadas y colesterol. Los alimentos de pastelería procesados deben reducirse dentro de un estilo de vida activo, que incluya actividad física diaria de intensidad alta, al menos de una hora de duración.

6. El cuerpo de un niño para el adecuado crecimiento necesita moverse constantemente. El impacto de la actividad física y sus tracciones sobre hueso, tendones y músculos cumple ese objetivo de desarrollo para alcanzar una adecuada masa ósea y desarrollo corporal.

7. Realizar algún deporte también ayudará a la socialización entre niños, al aprendizaje de valores, superación de retos y aumentar la autoestima, entre otros muchos beneficios.

8. Es importante enseñarles a organizar su día. Todas las actividades son necesarias y una buena organización del tiempo favorece la mayor versatilidad y aprendizaje.

 

Fuente: El Correo

Foto: El Correo

http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/salud/vida-sana/201407/10/consejos-para-alimentacion-infantil-20140710161827-rc.html