Los alimentos con muchos azúcares añadidos contribuyen a un aporte extra de calorías a la dieta pero proporcionan poco valor nutricional. Además, los azúcares añadidos están a menudo en los alimentos que contienen grasas sólidas, como mantequilla o margarina, o aceites hidrogenados en la repostería. Según señalan desde la web dirigida a pacientes de la estadounidense Clínica Mayo, tomar demasiados alimentos con azúcares añadidos y grasas sólidas sienta las bases para posibles problemas de salud como:

* Nutrición deficiente: si te llenas con alimentos repletos de azúcar podrías dejar de tomar otros nutritivos y dejar de tomar nutrientes, vitaminas y minerales importantes. Los refrescos juegan un importante papel ya que es fácil sentirse lleno con bebidas dulces azucaradas y dejar de tomar leche desnatada e incluso agua, lo que proporciona grandes cantidades de azúcar extra y calorías sin aportar un valor nutricional.

* Aumento de peso: no suele existir una única causa para tener sobrepeso o estar obeso pero los azúcares añadidos podrían contribuir al problema. Añadir azúcar a los alimentos y bebidas los hace más calóricos. Es fácil consumir calorías extra cuando se toman alimentos que están endulzados con azúcar.

* Aumento de los triglicéridos: los triglicéridos son un tipo de grasa en la circulación sanguínea y el tejido graso. Comer una cantidad excesiva de azúcar añadido puede aumentar los niveles de triglicéridos, lo que podría aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

* Caries: todas las formas de azúcar promueven la caries al permitir a las bacterias multiplicarse y crecer. Cuanto más frecuente y más tiempo tomes tentempiés de comidas y bebidas con azúcares naturales o añadidos, más propensión tendrás a desarrollar caries, en especial si no practicas una buena higiene oral.

“Los refrescos juegan un importante papel ya que es fácil sentirse lleno con bebidas dulces azucaradas y dejar de tomar leche desnatada e incluso agua, lo que proporciona grandes cantidades de azúcar extra y calorías sin aportar un valor nutricional.”

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS

Los azúcares tienen muchos nombres diferentes, según su origen y cómo están hechos, lo que hace difícil identificar los azúcares añadidos, incluso leyendo la lista de ingredientes y las etiquetas de los alimentos. Los facultativos estadounidenses aconsejan buscar en la lista de los ingredientes de los productos procesados aquellos que terminan en ‘osa’, el nombre químico de muchos tipos de azúcar, como fructosa, glucosa, maltosa y dextrosa. Otros tipos comunes de azúcares añadidos son: jarabe de caña, sirope de maíz alto en fructosa, néctares y concentrados de zumo de fruta, miel, sirope de malta, melazas. A pesar de lo que en ocasiones se difunde, no existe ventaja nutricional para la miel, azúcar moreno, concentrado de zumo de fruta u otros tipos de azúcar frente al azúcar blanco.

“Los azúcares tienen muchos nombres diferentes, según su origen y cómo están hechos, lo que hace difícil identificar los azúcares añadidos, incluso leyendo la lista de ingredientes y las etiquetas de los alimentos.”

Para reducir los azúcares añadidos de la dieta desde la web médica aconsejan probar con estos consejos:

* Bebe agua u otras bebidas libres de calorías en vez de refrescos azucarados o bebidas deportivas. Lo mismo es aplicable a las bebidas de café.

* Cuando bebas zumo de fruta, asegúrate de que es 100% zumo de fruta, no bebidas de zumo con azúcares añadidos. Mejor que esto, toma la fruta en vez de beber el zumo para conseguir también la fibra.

* Elige cereales de desayuno con menos azúcar: pasa de los cereales con coberturas azucaradas.

* Elige las variedades reducidas en azúcar de siropes, mermeladas, gelatinas y conservas.

* Elige fruta fresca de postre en vez de pasteles, gallegas, tartas, helados y otros dulces.

* Compra fruta preparada envasada en agua o zumo y no almíbar. Enjuágalos con agua para eliminar el exceso de almíbar.

* Toma entre horas vegetales, frutas, queso bajo en grasa, galletas saladas integrales y bajas en grasa, yogur desnatado en vez de pasteles, dulces y galletas.
Fuente: Econoticias

http://www.ecoticias.com/alimentos/112744/Azucares-anadidos-mala-idea