La comarca de Mungialdea (Mungia, Gamiz-Fika, Maruri, Arrieta, Gatika, Laukiz, Fruiz, Meñaka y Bakio) y zona del Txorierri, próxima a Mungia, tiene su propia variedad de alubia. Con una piel delgada y una fina textura, es una de las alubias más suaves y sabrosas del País Vasco.

Se distinguen dos variedades: la alubia baja, más pequeña y redonda, y la alubia alta, de mayor tamaño. Ambas tienen pintas y un tono cereza oscuro. La alta se cultivaba junto a la variedad autóctona del maíz, de tamaño más pequeño y ciclo corto. Se plantan ambas sobre el día de San Juan, en junio, y se recolectan primero la baja, en agosto, y después la alta, en septiembre, octubre.

Afortunadamente, y tras unos años en los que su cultivo era muy reducido, se ha producido en los últimos años un aumento de su área de cultivo, lo que asegura su preservación.

Llegada de América en el siglo XVI, ocupó desde el siglo XIX el papel protagonista en la mesa, desplazando a las habas y castañas. Con verduras o sacramentos (productos del cerdo) la alubia era el cocido por excelencia. La alubia, junto con el talo, han formado parte fundamental de la dieta tradicional en las áreas rurales del País Vasco.

Sin duda, la alubia es un alimento muy saludable, rico en proteínas y con una gran cantidad de hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a Zainduzaitez.  
© Zainduzaitez, Bilbao 2018. Aviso Legal