Las abuelas tenían razón con su sabia frase “come de todo pero con moderación”. Los excesos no son buenos ni recomendables, ya que incluso lo saludable en exceso puede afectar a nuestra salud.

“Comer de manera equilibrada es complicado ya que no se nos educa de pequeños adecuadamente para tener nociones básicas sobre nutrición. Por ese motivo cada vez hay más personas interesadas en este tema que quieren saber cuáles son los alimentos más saludables que deberían consumir en mayor cantidad. Ningún alimento, por muy bueno que parezca, es imprescindible para tener una dieta saludable y equilibrada. Además, todos los alimentos consumidos en exceso pueden llegar a ser perjudiciales para la salud” explica la nutricionista Júlia Farré.

“Por muy saludable, ecológico o nutritivo que sea un alimento consumirlo en exceso pude ser contraproducente.”

En los últimos años la idea de que una buena salud va ligada a una buena nutrición ha calado hondo en muchas personas. Una idea acertada pero a veces, producto del desconocimiento o la sobreinformación, demasiado excesiva. Para que veas que abusar de un alimento, aunque sean saludable, es malo analizamos algunos de los más alabados de nuestra alimentación.

  • Miel
    Son ampliamente conocidos los efectos positivos que la miel tiene sobre nuestra salud. La miel contiene minerales, vitaminas y oligoelementos, los cuales tienen propiedades antibacterianas, anti-inflamatorias, antisépticas y calmantes. Es una gran aliada para aliviar y combatir los resfriados porqué se puede utilizar como expectorante y antitusígena. Pero la miel es buena si no abusamos de ella. “No debemos olvidar su elevado contenido en calorías que vienen dadas por su elevado contenido en azúcares (sobretodo fructosa)” advierte Farré. La miel aporta 302 calorías por cada 100 gramos.
  • Hígado
    El hígado animal es un alimento que contiene mucho hierro, vitamina B12, y vitamina A. Sin embargo, si tienes el colesterol alto, el hígado podría no ser la mejor elección para tu dieta ya que es bastante rico en esta sustancia.
  • Arroz integral
    El arroz es un cereal que aporta energía en forma de almidón, un hidrato de carbono complejo. Si además lo consumimos integral su energía será más duradera e ingeriremos un aporte muy superior de fibra, vitaminas y minerales. Pero un consumo excesivo no es tan bueno para nuestra salud. “Realizar un consumo excesivo de arroz puede suponer un extra de calorías en la alimentación que nos haga subir de peso. Además en función de origen del arroz y del agua utilizada para su conreo puede aportar cantidades significativas de arsénico” advierte Farré.
  • Aceite de oliva
    También conocido como el oro de la alimentación española, es la grasa más saludable por excelencia. Se han hecho muchos estudios que alaban los beneficios de consumir aceite de oliva virgen extra en crudo y sobretodo dentro de un contexto de dieta mediterránea. Pero la nutricionista Julia Farré recomienda consumir un máximo de 5 cucharadas soperas diarias de aceite a repartir entre cocinar, aliñar y bocadillos. Debemos tener en cuenta que cada cucharada sopera de aceite son casi 100 kcal que sumamos a nuestra dieta. Aunque es fácil y habitual superar el límite recomendado, sobre todo si freímos.
  • Frutos secos
    Los frutos secos son uno de los alimentos típicos de la dieta mediterránea y son una gran fuente de salud. Las almendras, nueces, avellanas o castañas son ricos en proteínas, fibra, minerales, vitaminas y elevado aporte de grasas insaturadas, lo que les convierte en alimentos cardioproctetores. Pero si nuestro objetivo es adelgazar comer demasiados frutos secos es contraproducente porqué aportan muchas calorías. Los nutricionistas no recomiendan comer más de un puñado al día.
  • Chocolate
    El chocolate es un superalimento muy beneficioso para la salud, sobre todo para nuestro corazón. Así lo asegura el consultor sénior en Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, Ramon Estruch. El cacao es uno de los alimentos con mayor contenido en polifenoles, los cuales son componentes bioactivos, con una gran capacidad antioxidante y antiinflamatoria. Pero este gran beneficio del chocolate se puede convertir en todo una desventaja si nos excedemos. El chocolate aporta grasas saturadas, responsables de los altos niveles de colesterol en sangre. Los nutricionistas recomiendan una o dos onzas de chocolate (negro) al día.
  • Verduras Crucíferas
    Los vegetales de esta familia como el brócoli, la col y la coliflor tienen grandes propiedades antioxidantes. Se ha estudiado su consumo para ayudar a prevenir enfermedades neurodegenerativas, respiratorias, cardiovasculares y oncológicas, pero como comenta Farré, un exceso de estos alimentos puede provocar grandes molestias digestivas y abdominales por sus propiedades flatulentas.
  • Atún
    Este pescado azul es muy saludable porqué es una fuente de ácidos grasos Omega-3 y es muy rico en proteínas. Pero también el atún es uno de los pescados que puede contener un alto nivel de un contaminante llamado metilmercurio. Para los seres humanos el límite de seguridad de metilmercurio es de un máximo de 0,1 microgramos por cada kilogramo de peso corporal, por lo que se recomienda que este tipo de carne se consuma con extrema moderación.

“Se recomienda seguir una dieta equilibrada como hábito de vida saludable para prevenir enfermedades y para mejorar la calidad de vida en edades avanzadas. De poco sirve comer bien durante unos días si no incorporamos esta costumbre en nuestra rutina diaria” aconseja Farré.

 

Fuente: diario “La Vanguardia”

Neus Palou

http://www.lavanguardia.com/vivo/ecologia/20161010/41894544756/alimentos-saludables-excesos-nutricion-alimentacion-salud.html